La importancia de los amigos en la infancia

Que los niños establezcan amistades con otros niños es una de las principales tareas de desarrollo en la primera infancia. Los amigos, comenzando desde que son pequeños, ayudan a los niños a sentirse bien consigo mismos, a ayudar al niño a adaptarse más fácilmente a los entorno y que empiece a desarrollar confianza en sí mismo. En definitiva, tener buenas amistades y nutrir las buenas relaciones con los demás, ayuda a que los niños tengan una mejor autoestima.

Las verdaderas amistades

Las verdaderas amistades se pueden ver entre niños que tienen tan solo tres o cuatro años. Los niños estarán más preparados para mantener las amistades, ¡mejor que los adultos incluso! No subestimes nunca el valor de esas amistades tempranas ya que para los pequeños, son realmente importantes. Ayudan a desarrollarse emocionalmente y también a nivel social. Aprenden a empezar a manejar el mundo que les rodea y a entender mejor las normas sociales.

Aunque es difícil a veces que los niños se lleven siempre bien puesto que es normal y muy habitual que existan pequeñas peleas (sobre todo por juguetes, normas de juegos o golpes). Pero estos comportamientos entre pequeños amigos siempre serán una estupenda oportunidad de aprendizaje. Los conflictos surgen porque los niños todavía no tienen las habilidades para mediar en los desacuerdos. Los adultos tienen un papel muy importante a estas edades, pasan una gran cantidad de tiempo recordándoles a los niños que ‘usen sus palabras’ en lugar de pegar y coger sin permiso los juguetes de otros niños.

Hacer amigos no siempre es fácil

Desde el preescolar hasta la adolescencia, las amistades son una parte fundamental de la infancia. Las verdaderas amistades amplían los horizontes de los niños, generan confianza y dan una alegría duradera. Las amistades de la infancia no son solo diversión y juegos. Las relaciones sociales positivas tienen profundos beneficios de desarrollo para los niños. Una nueva investigación muestra que las amistades íntimas de la niñez además de aumentar los sentimientos de autoestima y también ayudan a los niños a contrarrestar el estrés.

Pero hacer y mantener amigos no siempre es fácil. Desde la timidez hasta las peleas entre amigos y la presión de los compañeros, las amistades brindan a los niños un flujo constante de desafíos que pueden desconcertar incluso al padre más proactivo. Es necesario que aprendas a ayudar a tus hijos a manejar mejor los posibles conflictos en las amistades y que asó pueda aprender a mantener a los buenos amigos a su lado.

Niños entre 0 y 5 años

Aunque los bebés y los niños pequeños pueden pasar tiempo con sus amigos, los niños no desarrollan amistades verdaderas, relaciones basadas en el aprecio mutuo, la confianza y el dar y recibir, hasta los 4 o 5 años. Para algunos niños, estas amistades tempranas se desarrollan naturalmente cuando comienzan la guardería, grupos de juego e interacciones comunitarias. Otros niños pueden dudar o incluso atemorizar a los niños que no conocen.

Sobre todo, los padres deben evitar las etiquetas como “tímido” que pueden permanecer durante toda la vida. En lugar de etiquetar el comportamiento retirado de un niño, los padres pueden ayudar a un niño a salir de su caparazón organizando quedadas de juegos con otros niños de vez en cuando. Cuando las situaciones sociales causan estrés, será necesario redirigir la atención del niño a un juguete o juego, señalar una cara familiar entre la multitud y validar los sentimientos del niño. Si quieres que tenga amigos a esta edad, solo tendrás que apuntarle a la escuela o a lugares donde pueda jugar con otros niños.

Niños de entre 6 a 10 años

A estas edades los niños necesitan crear confianza. Cuando los niños llegan a la escuela, las amistades adquieren más importancia. Las amistades de alta calidad en la escuela infantil son especialmente importantes para los niños. Un nuevo estudio de la Universidad de Illinois muestra que los niños con al menos un buen amigo en la escuela infantil tenían menos problemas de conducta en la escuela primaria.

A medida que las amistades se vuelven más importantes, también lo hacen los enfrentamientos entre amigos. Los años de primaria son el mejor momento para discutir entre amigos cercanos. Alrededor de los 6 o 7 años, los niños comienzan a desarrollar amistades basadas en la confianza, por lo que los conflictos pueden surgir cuando un amigo siente que se ha roto la confianza: cuando un amigo cuenta un secreto, por ejemplo.

Las peleas entre amigos son una parte normal del crecimiento. Los padres pueden ayudar a los niños a resolver sus desacuerdos reconociendo los sentimientos de los hijos, resolviendo problemas y modelando la resolución de conflictos.

De los 11 a los 18 años

En la pre y adolescencia los niños necesitan tener una buena comunicación. Los amigos tendrán una gran importancia en sus vidas y querrán pasar todo el tiempo con ellos. Pero, ¿qué ocurre si uno de esos amigos es una mala influencia para tu. hijo? Debes recordar que aunque sus amigos tienen mucha importancia, si sabes hacerlo bien, tú tienes mucho más poder del que tus hijos se dan cuenta.

Los adolescentes quieren la aprobación de los padres aunque no lo digan. Al evitar los juicios negativos y las críticas hirientes, los padres abren la puerta a un diálogo honesto sobre un amigo que puede ser cuestionado. Deberás preguntarles a los adolescentes y preadolescentes qué piensan de las acciones de este amigo, a veces, las malas decisiones de otros pueden afectar a uno mismo.

Los padres deben evitar un enfoque autoritario o de confrontación. Nunca se le debe prohibir a un hijo que vea a otro niño, porque entonces solo se consigue el efecto contrario. Es mejor dar la oportunidad de conocer a ese chico o chica y mantener siempre abiertas las vías de comunicación.  Puedes ofrecer tu casa para que los adolescentes pasen el rato, así podrás saber lo que sucede todo el tiempo, sin que se den cuenta de ello. Si ocurre algo, aprovecha la oportunidad para hablarlo y reflexionarlo con tu hijo adolescente.


Categorías

Aprendizaje, Desarrollo

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.