La importancia de los hermanos para niños con discapacidad

La importancia de los hermanos para niños con discapacidad

Tener hermanos es una de las mejores cosas que pueden pasarte en la vida, es más, es el mejor regalo que pueden hacerte tus padres. Los hermanos te enseñan a compartir, te enseñan lo que es la amistad y a crecer rodeado de iguales. Ser hijo único no es un condicionante para la vida, pero te impide vivir experiencias únicas, compartir secretos, juegos, risas y la compañía de otros niños con los que crecer.

Sobre todo para los niños que cuentan con cualquier tipo de discapacidad, tener un hermano es parte fundamental de su desarrollo. Está demostrado que las relaciones familiares que se fraguan en la infancia, son determinantes a la hora de formar el carácter. Los hermanos ofrecen la primera posibilidad de establecer una relación con un igual y esto para un niño con cualquier tipo de discapacidad, es fundamental.

¿Por qué es importante tener hermanos para los niños con discapacidad?

Mucho se habla de la importancia de que los niños pequeños, acudan a centros de educación infantil para que aprendan a sociabilizar. Pero las relaciones sociales pueden establecerse en muchos entornos distintos, en la comunidad o entre miembros de la la misma familia, pero una de las primeras relaciones que los niños establecen con iguales, es con sus propios hermanos.

La importancia de los hermanos para niños con discapacidad

Un hermano te ofrece confianza, te enseña lecciones tan valiosas como compartir, negociar, pelear y además reconciliarse, a jugar, a ser paciente y aprender a gestionar sentimientos negativos como la envidia o los celos. Y esto para los niños que tienen discapacidad, supone un paso gigante para su crecimiento personal.

En la mayoría de los casos se tiende a sobreproteger a los niños con discapacidad, y esto es algo totalmente comprensible. Sin embargo, esto puede favorecer que el niño desarrolle una personalidad tímida y con dificultad para relacionarse con los iguales. El tener hermanos es fundamental para que el niño se relacione de una forma normal, con otros niños que quieren lo mismo que él y con los que crecer a pesar de sus peculiaridades.

¿Qué supone para un niño crecer con un hermano con discapacidad?

Lo habitual es que la mayor atención se la lleve el niño con necesidades especiales, y esto, por supuesto puede afectar al hermano que no tiene esas necesidades. No existen estudios al respecto, pero lo que sí existe es el testimonio de muchos adultos que han crecido con hermanos discapacitados, y en la mayoría de los casos la respuesta es la siguiente:

  • Les ayudó a ser personas más sensibles y empáticas
  • Son personas maduras, ya que tuvieron que trabajar en su autonomía desde la infancia
  • Valoran su experiencia como algo positivo, ya que crecer con un hermano con discapacidad les ha ofrecido crecimiento personal

En resumen, un hermano es un compañero de vida, un compañero de juegos, risas, secretos, confidencias y apoyo en los malos momentos.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.