La importancia de los juegos de roles

Los niños juegan por naturaleza, de manera espontánea. Sin embargo, sin darse cuenta del proceso, a medida que van repitiendo alguna secuencia lúdica, incorporan a su vida los hábitos o aprendizajes propios del mismo. Por ello, los juegos educativos son muy significativos en la vida de los niños, especialmente en la preparación de éstos para la adultez.

Los juegos de rol, implican que el niño abandone por un tiempo determinado sus acciones habituales, para convertirse al menos por ese lapso en padre, madre, médico o maestra. Sin lugar a dudas, a medida que desarrollan el juego, imitan a sus mayores, pero además, se plantean características propias de su personalidad.

Muchas de las capacidades y habilidades desarrolladas en dichos juegos, son profundizadas luego, en etapas adultas. Además, de esta manera, es decir, a través del juego, el niño implementa una serie de herramientas y estrategias fundamentales. Por ejemplo, al jugar mantiene diálogos (imaginarios o reales), con un amigo. Además de ello, adecua las palabras y los ademanes al contexto en el cual desarrolla su imaginación, por citar algunos ejemplos.

Como siempre mencionamos, los juegos son verdaderos elementos didácticos para los niños, por ello, incentivar a los menores a jugar libre y creativamente, es fundamental en la adquisición de saberes y conocimientos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *