La importancia de proteger a tu hijo del sol, principal causa del cáncer del piel

La importancia de proteger a tu hijo del sol, principal causa del cáncer del piel

Es bien sabido que la exposición a la radiación ultravioleta del sol o a dispositivos de bronceado es la causa principal del cáncer de piel. Lo que parece ser menos conocido es que la radiación UV también puede suponer un riesgo para los niños. Y es que, según encuestas recientes, una gran parte de los padres no son conscientes de que la piel de sus hijos es sensible al sol.

A pesar de un diagnóstico de cáncer de piel es raro en la infancia, la exposición excesiva al sol a una edad temprana puede aumentar el riesgo de cáncer de piel en el futuro. 

El cáncer de piel es visto principalmente como una enfermedad de la edad adulta , lo que significa que muchos padres pueden no considerar que sus hijos corran ningún riesgo. Sin embargo, el melanoma (na grave variedad de cáncer de piel) también afecta a niños y adolescentes. Valga como ejemplo un estudio de 2013 publicado en la revista Pediatrics que encontró que la tasa de melanoma subió 2% anual entre los niños de edades comprendidas 0- 19 años entre 1973 y 2009.

La exposición excesiva al sol y las quemaduras solares que ocurren durante la infancia son factores de riesgo importantes y que se puede prevenir para el desarrollo de cáncer de piel en la edad adulta. Esto hace que sea especialmente importante proteger del sol a los niños. Sin embargo, muchos padres no son conscientes de este riesgo.

 

La sombra es la mejor protección contra el sol para los bebés

Los bebés deben mantenerse fuera de la luz solar directa durante los primeros 6 meses de vida.  Esto se debe a que tienen bajos niveles de melanina en su piel, lo que significa que son muy sensibles a la radiación UV.

Además, los bebés deben estar vestidos con ropa ligera que cubra los brazos y las piernas y el cuello, y las orejas cara deberían protegerse con un sombrero de ala ancha.

Además, cuando un bebé está viajando en un vehículo, es conveniente cubrir las ventanas con protecciones para reducir la exposición al sol.

Por otra parte, mientras que la protección solar es considerado como una forma fundamental de la protección del sol, no se recomienda su uso en niños menores de 6 meses.

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *