La importancia del aprendizaje perceptivo auditivo en niños

Son muchas las formas de aprendizaje que existen y hay que encontrar la que se adecue más a la persona que debe aprender. Las personas se olvidan de una forma importante de aprendizaje que podemos utilizar y no le damos importancia: el aprendizaje perceptivo auditivo.

La percepción es la capacidad de ver, oír o tomar conciencia de algo a través de los sentidos. Es la forma en que consideramos, entendemos e interpretamos la información. Cuando se dice ‘auditivo’ se relaciona con el sentido del oído, pero el procesamiento / percepción auditivo implica audición, discriminación, asignación de significado e interpretación de palabras, frases, oraciones y discurso.

Déficits en el procesamiento auditivo

Los déficits en el procesamiento auditivo subyacen a las dificultades de lectura, escritura y ortografía y afectarán todo el aprendizaje basado en el lenguaje y el rendimiento general del aula; por ejemplo, seguir instrucciones o interpretar el lenguaje hablado de manera significativa y retener la información presentada de manera auditiva. En casa también se pueden encontrar graves problemas para que los niños entiendan las instrucciones u órdenes.

Las dificultades para interpretar las preguntas a medida que aumentan en longitud y complejidad o respuestas inapropiadas o incorrectas sugieren problemas de procesamiento auditivo. En este sentido, puedes preguntarle algo a tu hijo y que te responda una frase que poco tiene que ver con la pregunta que le has hecho. Algunos padres primero piensan que puede ser un problema de atención, pero cuando el problema ocurre bastantes veces, entonces empiezan a valorar que sea un problema más de tipo auditivo.

Vigila el comportamiento auditivo de tu hijo

Es necesario que los padres estén atentos a los posibles problemas de audición de sus hijos para actuar cuanto antes. Solo de esta manera podrán recibir la atención necesaria para que su aprendizaje no se vea deteriorado.

La deficiente vigilancia auditiva, que es esencialmente la capacidad de un oyente de permanecer atento a la estimulación auditiva durante un período, también sugiere debilidades. Las dificultades del lenguaje escrito incluyen malas correspondencias entre el grafema y el fonema (sonido de la letra), omisiones de palabras o construcción deficiente de la oración, ya que el niño se olvidó de escribir el mensaje deseado. Esto ocurre porque les cuesta identificar las letras o palabras con su correspondiente sonido, por lo que a la hora de escribirlo pueden haber problemas.

El procesamiento auditivo implica habilidades de memoria

Las personas tienen la capacidad de tomar la información recibida de forma oral, procesan la información, la almacenan en su mente y después recuerdan lo que han escuchado. Todo esto implica diferentes habilidades que se deben desarrollar, como enfocar la atención en lo que se escucha, escuchar, procesar la información, almacenarla, recordarla y después aplicarla. Todo esto es muy importante para el éxito académico y personal de los niños y niñas de todo el mundo, y también de cualquier persona que deba aprender (teniendo en cuenta que todos aprendemos algo nuevo cada día).

La memoria de trabajo requiere el almacenamiento y procesamiento simultáneos de información y se ha identificado como el traductor entre la entrada sensorial y la memoria a largo plazo. Los niños con poca memoria de trabajo generalmente tienen un progreso académico más pobre.

La discriminación auditiva es la capacidad de reconocer las diferencias en los fonemas (la unidad más pequeña de sonidos en un idioma), incluida la capacidad de identificar palabras y sonidos que son similares y aquellos que son diferentes.

Cuidado con la discriminación deficiente auditiva

Cuando una persona tiene una discriminación deficiente dará como resultado errores en la escritura, mala interpretación de la información oral, confusiones y una necesidad constante de repetición. Es necesario evaluar algunas partes de la audición para saber que todo marcha correctamente en el aprendizaje.

Evaluar la capacidad auditiva

Para que se evalúe la capacidad auditiva de un niño se trabaja la forma en que comprende el habla aunque haya presencia de ruido. Esto es vital ya que un niño debe ser capaz de sintonizar la voz de un maestro cuando hay ruido de fondo (como cuando los compañeros hablan). Así los niños tendrán la capacidad suficiente para poder escuchar una voz aunque haya ruidos de fondo.

El cierre auditivo

El cierre auditivo es la capacidad de utilizar la redundancia intrínseca y extrínseca para completar las partes faltantes o distorsionadas de la señal auditiva y reconocer todo el mensaje. Esto implica tomar pequeños pedazos de información auditiva y construir un todo.

La comprensión auditiva

La comprensión auditiva explora la capacidad del niño para razonar, comprender y conceptualizar la información verbal. Los niños con poca memoria verbal a menudo recuerdan detalles irrelevantes y pierden información importante que está presente.

Habilidades de razonamiento auditivo

Las habilidades de razonamiento auditivo reflejan el procesamiento lingüístico de orden superior y están relacionadas con la comprensión de bromas, acertijos, inferencias, conclusiones lógicas y abstracciones.

Causas comunes de las dificultades para adquirir habilidades de lectoescritura

La causa más común de dificultades para adquirir habilidades tempranas de lectura de palabras es la debilidad en la capacidad de procesar las características fonológicas del lenguaje que da como resultado el análisis auditivo (segmentación) y las dificultades de síntesis (combinación).

Las deficiencias en el área fonológica del desarrollo del lenguaje se suelen medir con tareas que no son de lectura y que evalúan la conciencia fonémica. La capacidad de identificar, pensar y manipular los sonidos individuales en palabras permite identificar a los niños en riesgo de problemas de lectura incluso antes de que comience la lectura, ya que se ha demostrado que la conciencia fonémica está directamente relacionada con el crecimiento de las habilidades tempranas de lectura.

Si un niño no puede percibir los contrastes en los fonemas y no puede conceptualizar la identidad de los fonemas en sílabas y palabras, ellos dependen de la memoria cuando aprenden a leer y deletrear. Esto restringe el progreso en la lectura y la ortografía y no permite la comparación precisa entre las unidades de palabras habladas y escritas.

Evitar problemas en el procesamiento auditivo

Para evitar problemas se deben tener cuidado con las distracciones, que haya bastante luz de cara al hablante, hablar por turnos, hablar claramente, explicar el vocabulario nuevo, dar ejemplos concretos, dividir las instrucciones por partes, mantener contacto visual, pregunta si lo ha entendido todo, etc.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.