La importancia del color en el play room

Se sabe que el primer año del bebé, su cerebro absorbe las enseñanzas y aprendizajes como si fuera una esponja. Es más, los especialistas en la materia aseguran que, en este lapso, los aprendizajes son los más significativos de toda la vida del niño. Por ello, todo estímulo externo que el mismo reciba, será fundamental en el posterior caudal cognitivo del menor.

El play room, o cuarto de juegos, constituye un espacio fundamental para dicho despliegue de conocimientos y saberes. En el mismo, el niño podrá interactuar tanto con material didáctico específico, como con aquellos juguetes que sirven de material didáctico ocasional. Por ello, la decoración y ambientación de dicho espacio, serán vitales en el aprovechamiento que el niño realice del mismo.

Una buena idea, es organizar la decoración de acuerdo a los puntos de interés. Por ejemplo, sobre la pared que se colocarán las gráficas de abecedario, tira numérica y otros datos de interés, deberá ser pintada en tonos sumamente llamativos, como rojo, amarillo u otro color que despierte el interés del niño por el sector.

A su vez, el color propio de cada elemento es fundamental en el primer año del bebé. Pues, se ha comprobado, que aquellos colores que llamen la atención de éste, provocarán la necesidad del menor por acceder al objeto. Es decir, si el mismo llama la atención del niño, creará la necesidad de tenerlo, manipularlo y explorarlo, y por ende, llegará a cumplir con el objetivo por el cual fue diseñado.


Categorías

Decoración

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *