La importancia del estímulo positivo en el desarrollo del bebé

gemelos

El estímulo positivo y el compromiso por el buen desarrollo de los hijos son claves para el bebé. Los padres desde que conciben a un bebé, tienen la responsabilidad de garantizar su buena salud física y emocional. Ser padre y madre es el trabajo más importante del mundo, se trata de nada menos que cuidar a otro ser humano. Una vida que llega al mundo totalmente dependiente de sus padres, quienes deben garantizarle que se convierta en una persona sana tanto física como emocionalmente.

Claro está, no es una tarea fácil. Pero, ¿cómo se puede asegurar que un frágil bebé pueda crecer y llegar a ser un adulto con éxito? El estímulo positivo y el compromiso de los padres son claves y determinarán que un bebé pueda crecer en confianza y armonía con el amor y cuidados que recibe de sus padres cada día.

¿Qué implica el estímulo positivo?

El sentido del oído es la fuente más importante  en el desarrollo de su bebé. Por lo tanto, hablar con el bebé con tonos agradables, con cariño y con todo el amor del mundo, tendrá un gran impacto en el desarrollo del bebé. Aunque parezca que no entiende lo que dices, la realidad es que es de gran importancia que los padres hablen cada día con su bebé. La voz de la madre por ejemplo, tranquiliza al bebé y le proporciona seguridad y confort emocional. 

La forma en la que se habla a los hijos será su voz interior del futuro. Los bebés reconocen las voces de sus padres desde que están en el vientre materno, de hecho, antes de que nazcan, las voces de los padres pueden influir positivamente en el desarrollo emocional del bebé. Los pequeños necesitan sentir el amor a través de las palabras. Incluso diciendo cosas como: ‘Espero que seas una chica’ el bebé puede sentir el sentimiento de rechazo de la madre si no lo es. Los padres son los responsables de la autoestima del bebé desde antes de nacer.

¿Cómo se construye la autoestima en un bebé?

Aquí es donde el estímulo positivo es la clave. Estamos hablando de ir más allá de la crianza donde se responden inmediatamente a las necesidades básicas del bebé. Una crianza sensible tiene como base los sentimientos de amor que potenciarán la autoestima del bebé. Cuando un bebé siente el amor una y otra vez de sus padres, se sentirá querido y valorado, imprescindible para que la autoestima se empiece a desarrollar.

Es necesario que el amor que se transmite al bebé sea una constante, es decir, para que se quede anclado en las redes neuronales del bebé, la repetición es la base del éxito. Así, este patrón de crianza se podrá almacenar en la mente del bebé. Cada acción de respuesta necesita también un estímulo verbal positivo para poder construir un vínculo emocional adecuado. Las acciones sin palabras para calmar o confortar, alentar o alabar al bebé son como ladrillos apilados unos encima de otros, pero sin cemento: no sirven para nada.

Es necesario hablar con el bebé de forma positiva, con palabras de amor, aprovechando cada oportunidad o situación. Tocar la piel, cantarle, susurrarle palabras reconfortantes al oído. Un bebé que recibe este tipo de estímulos se sentirá amado, apreciado y valioso. Estos sentimientos se establecen y se integran en su mente y su corazón, siendo capaz de saber que es una persona valiosa. Estos sentimientos le ayudarán a desarrollarse de forma positiva durante su vida temprana, en las relaciones y situaciones del futuro.

La importancia de expresar las emociones

Permite que tu bebé también aprenda poco a poco a expresar sus emociones, incluso la ira. Que cuando las exprese, también sepa que están sus padres para ayudarle a regular esas intensas emociones y también, están para enseñarle a regularlas a medida que vaya siendo mayor, a entenderlas y a expresarlas adecuadamente para y por su bienestar emocional.

El cerebro visual de los bebés de 7 semanas de edad es sorprendentemente maduro

Los bebés y niños pequeños pueden parecer enfadados cuando tan solo están frustrados, porque hay algo que les está alterando. Los bebés y niños pequeños no pueden verbalizar lo que les molesta y esto les conduce a una frustración e ira. Si cuando un bebé o niño pequeño se frustra y no se le enseña a canalizar esa emoción o no se le reconforta emocionalmente, puede que suprima el sentimiento de enfado para complacer a los padres. Cuando eso sucede a menudo, estos sentimientos reprimidos pueden manifestarse de otra forma más negativa, e incluso, puede hacer que un niño se enferme. Por este motivo, los padres deben escoger siempre palabras positivas para dirigirse a su bebé, como por ejemplo: ‘Está bien mi bebé, mamá está aquí’. Es necesario evitar palabras dolorosas como: ‘Calla’, ‘No llores’… Es mejor sustituirlo por declaraciones positivas y llenas de amor.

Cómo estimular positivamente al bebé

Es muy importante que ambos padres se involucren con el bebé al máximo desde incluso, antes del nacimiento. A continuación descubre algunos consejos, que deberán realizar tanto padres como madres:

  • Hablar o cantar con amor al bebé todos los días
  • Leer al bebé cada día
  • Jugar con el pequeño desde el momento del nacimiento, con juegos adecuados a su edad
  • Balbucear con el bebé

Abrazando al bebé

  • Reír y hacer cosquillas
  • Hacer contacto piel con piel mientras se le canta una canción de cuna
  • Repetir juegos, canciones y palabras al bebé
  • Tener rutinas diarias para dar seguridad y confort emocional
  • Inducir al bebé a explorar situaciones y objetos bajo supervisión y de forma positiva
  • Ser paciente y estimular al bebé para que haga cosas por sí mismo, bajo supervisión y teniendo en cuenta sus capacidades
  • Dar al bebé sentido de logro, resolución de problemas… Para construir la confianza en sí mismo
  • Elogiar al bebé cuando pone esfuerzo y empeño en algo (no solo cuando logra las cosas)
  • Enseñar a los bebés y niños pequeños que lo que importa no es el resultado, si no más bien, no darse por vencido
  • Mostrar a tu bebé desde antes el nacimiento tu amor incondicional hacia él/ella

Categorías

Desarrollo

Maria Jose Roldan

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *