La importancia del fracaso en la vida de los niños

niño que se siente frustrado

Equivocarse puede ser todo un regalo de aprendizaje para poder hacer las cosas mejor. Pero, ¿alguna vez te has sentido mal al no ayudar a tu hijo en algo que no sabía hacer pero debía poner constancia para aprenderlo? Por ejemplo, esto ocurre a menudo en los deportes, y para mejorar hay que estar motivado, pero también fallar y equivocarse, sólo así se conseguirán mejores resultados. Pero a veces no es así y el fracaso está acompañado de frustración… pero también de aprendizaje.

A veces se puede ser el apoyo emocional de los hijos, pero los padres no podemos hacer que la victoria llegue sola. Los niños deben saber que si ponen todo su esfuerzo ya lo estarán haciendo bien, y que el resultado es algo secundario… lo que importa es hacer mejor que la vez anterior, o al menos, intentarlo. Correr el riesgo de fracasar no es algo malo.

El fracaso tiene un papel crítico en nuestras vidas y es que a través del fracaso, tanto las personas adultas como los niños… se aprende a tener éxito. El fracaso afecta al crecimiento social y emocional de los hijos, los retos les hará poder afrontar mejor las cosas que les ocurran en la vida. Si quieres ayudar a tu hijo a tener éxito, tendrás que dejar de asegurarle el éxito.

El fracaso es duro, ya que lleva a la frustración y a las lágrimas, pero no se debe temer, porque gracias a los errores se aprenden las lecciones más importantes en la vida. Cuando los niños se enfrentan con el fracaso, se ven obligados a utilizar habilidades de resolución de problemas para poder afrontar las cosas. No hay que tener miedo a equivocarse y eso los niños deben aprenderlo desde bien pequeños.

¿Piensas que el fracaso es parte fundamental del aprendizaje de nuestros hijos? ¿Qué es lo que crees que aprenden gracias a los errores?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *