La importancia del tiempo de calidad con los hijos

padre y madre jugando con hijo

La sociedad en la que vivimos hoy en día obliga a muchos padres y madres a tener que ausentarse del hogar gran parte del día y los niños no pueden disfrutar de su presencia ni del tiempo en familia. Es una pena que esto ocurra puesto que los niños necesitan estar con sus padres para poder desarrollarse adecuadamente en todos los ámbitos de su vida: social, emocional, intelectual… El tiempo de calidad con los hijos es fundamental para una buena vida familiar y sobre todo para una felicidad en el hogar.

Aunque es cierto que actualmente se acusa a la falta de tiempo por la vida que los padres deben llevar porque para poder llegar a final de mes normalmente ambos deben trabajar, en épocas pasadas se culpaba a la falta de la figura paterna porque era la mujer la que se quedaba en casa, y en épocas anteriores era algo cultural… No importa cuál es el motivo, lo que resulta inminente es que debe haber un cambio de mentalidad en la vida de todos los padres del mundo para la felicidad de los niños y para un futuro mejor para todos.

Los niños no necesitan…

Los niños no necesitan más cosas, ni tampoco la ropa de marca ni todo lo último de lo último. Necesitan vivir cerca de sus padres, que éstos tengan más tiempo para ellos aunque no se tengan todas las cosas. Resulta obvio que los padres deberán trabajar lo necesario para poder llegar a fin de mes y que los niños puedan disfrutar de un hogar, una buena higene, comida cada día en la mesa, etc. Pero no es necesario que sus padres trabajen 12 horas diarias para poder pagar las vacaciones del verano en la otra punta del mundo. Los niños serán más felices si durante el año ya sienten que son vacaciones porque tienen tiempo familiar… y cuando llega el verano, ¡no importa quedarse en la playa más cercana o que las vacaciones sean más cortas!

Mother and child build toy tower succes

Los niños no necesitan que en Navidad tengan bajo el árbol lo último para que sean los mejores de la clase, eso no les hacen mejores eso hará que cuando crezcan sean materialistas y que esta sociedad consumista tenga fácil el poder dominarlos para un consumo impulsivo. Los niños necesitan más abrazos, más “te quiero” y más horas de parque jugando a la croqueta con sus padres.

¿Cuándo fue la última vez que te alegraste por las cosas simples?

Los padres y los niños tienen los horarios tan apretados cada día que parece que se nos olvida la cercanía familiar… La mayoría de nosotros tenemos que hacer un esfuerzo para que los niños hagan los deberes en la escuela, para que lleguen a tiempo a los deportes y para que todo esté en orden. Pero la vida nos hace ir tan deprisa que se nos olvida pararnos y disfrutar de las cosas más simples, y lo más importante: enseñar a nuestros hijos a disfrutar de las cosas simples.

A muchos padres se les olvida jugar

A muchos padres se les olvida jugar con sus hijos y el juego es esencial para la vida de todas las personas (no sólo de los niños). Todos necesitamos reírnos y disfrutar del momento, saber que estamos felices y sentir dentro de nosotros el gozo de estar al lado de las personas que más amamos en esta vida: nuestra familia.

Jugar con nuestros hijos hará que nuestro corazón se ilumine y también que nuestra alma se sienta liberada de tanto estrés diario, de todas las preocupaciones y de toda la carga emocional negativa. El tiempo de calidad que le regales a tus hijos vale su peso en oro, porque es lo que realmente necesitan para poder disfrutar de la vida y crecer con bonitos recuerdos que le harán una persona de éxito, equilibrada y capaz.

Worried Parents Using Laptop At Home

Los niños viven cerca y en contacto con la naturaleza, sólo tienes que mirarle 5 minutos para aprender de él. Deja que te vuelva a conectar con ese niño interior que tienes y disfruta con tus hijos. Saca tiempo para disfrutar de ellos y para disfrutar de ti mismo/a. El juego es tan espontáneo y tan importante como el respirar, por eso no debes perder esa habilidad tan importante.

Disfruta del aquí y ahora con tus hijos

Jugando con tus hijos y regalándoles tiempo de calidad donde los teléfonos inteligentes y los portátiles no tengan cabida, estarás conectando con tu presente, recordando lo que de verdad importa y serás capaz de ralentizar el tiempo suficiente como para poder percibir las cosas realmente importantes: cierra a los ojos y escucha a tus hijos reír, ¡esa es la mejor música para tu corazón! 

Además si le regalas tiempo de calidad a tus hijos estarás conectando emocionalmente con ellos. Por eso resulta tan importante buscar un rato cada día para hacerlo. Pero no te sientas culpable si no tienes mucho tiempo porque tu situación laboral no lo permite y no puedes hacer nada de momento para remediarlo, pero haz que el tiempo que pasas con ellos sea un tiempo especial, de calidad. La reconstrucción de las emociones siempre estarán con vosotros.

padre jugado y leyendo con hija

Tus hijos te necesitan

Tus hijos necesitan estar cerca de ti, saber que si te necesitan estarás a su lado, necesita reír contigo y hacerlo a tu lado. Necesitan sentir cómo les quieres y cómo eres feliz a su lado. Si piensas que tu hijo no está interesado en tu atención deberás pensar y recapacitar en cuál ha sido la atención que le has ofrecido tú a él o a ella.

Si desde siempre has jugado con tus hijos o te has preocupado en pasar tiempo con ellos en intervalos frecuentes, entonces no te deberás preocupar en que tu hijo sea pre-adolescente o adolescente, porque aunque necesite su espacio personal de vez en cuando, seguramente seguirá queriendo pasar tiempo contigo.

Jugar con tus hijos requiere que busquéis actividades de entretenimiento, el juego implica estar juntos. Si te encuentras a ti mismo diciendo que no tienes tiempo para jugar con él o para salir a pasear… y si esto lo haces demasiado a menudo, entonces deberás empezar a priorizar tu tiempo, ¿no crees?

padre jugando a baile con hijo

Después de todo, ¿quién va a recordar en 10 años que te quedaste el martes hasta las once de la noche en la oficina? Pero estoy segura que tu hijo jamás olvidará qué bien lo pasastéis juntos en la montaña rusa ese mismo martes.

 

Recuerda que nada genera confianza y la unión con un niño no debes darla por sentado, debes compartir tus momentos con tus hijos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *