La influencia del padre en la hija

Padre e hija disfrutan de un día de playa juntos.

Para la hija, su padre es el primer hombre que conoce y ama de un modo incondicional.

Siempre se destaca que la relación de las madres con sus hijos es incuestionablemente cercana y necesaria, no obstante, llegado un momento, la relación del padre con sus hijas denota un gran apego. A continuación vamos a centrarnos en la influencia que ejerce el padre en su hija.

Padre e hija

Históricamente la madre es el principal afecto y amor del bebé. Los estereotipos se evidencian, aunque obviamente la necesidad y el vínculo son manifiestos. Sin embargo llegada a una edad, a partir de los tres años generalmente, la relación de la hija con su padre da un vuelco. Cada vez son más los padres que desean quedarse en casa para cuidar a sus hijos y hacerse cargo de las tareas del hogar, algo que influye positivamente en las hijas.

Todas las niñas sienten cierta fascinación con sus padres. Ellos son el primer hombre que conocen y aman de un modo incondicional. La presencia del padre en la educación de su hija es decisoria en futuros comportamientos. La hija le ve actuar en casa, tanto como pareja de su madre y persona que se implica en el hogar. Si la niña ve a un padre entregado en determinados aspectos, lo interiorizará como normal y correcto.

La influencia del padre en la hija

Padre e hija se ríen y divierten jugando.

Tanto los comportamientos que la hija ve de su padre con su madre y otras mujeres, como los que tenga con ella, la condicionarán en futuras actuaciones y pensamientos en la sociedad.

El que un padre se involucre en las tareas domésticas es una enseñanza que cala en las hijas. El ejemplo que da el padre influye en las actuaciones que desee ver en un hombre, en el resto de personas con las que trate, igualmente en la educación que dé a sus hijos varones. La mujer se ve capaz de trabajar por su futuro laboral y no asentarse solo en el trabajo del hogar y la crianza de sus hijos.

La relación que la hija observa entre sus padres es un aspecto que tendrá en cuenta y en el que basará sus relaciones amorosas. Dará crédito a comportamientos en la pareja que vea similares a los que su padre ejerce con su madre. Además las relaciones amorosas serán más fructuosas cuando la hija percibe actitudes agradables de su padre hacia otras mujeres.

La importancia del padre como sexo opuesto a su hija

La niña necesita sentirse amada y aceptada para que se desarrolle su autoestima y confianza personal. El padre presente influye en muchos puntos en la vida personal de la hija y determina parte de su carácter e ideas y pincela cómo querrá que la traten. La presencia e implicación de los padres con sus hijas conlleva menos problemas de comportamiento futuros. Si la niña ha lidiado con un padre más severo puede llegar a sentir cierto rechazo hacia el sexo opuesto e incluso rebelarse contra él.

El padre debe dar el espacio preciso a su hija sin dejar de estar ahí para ella, ayudarla en lo que necesite y ser un pilar en su vida. Si el padre le da valor como ser femenino y le da su sitio causará en ella un sentimiento de valía y seguridad. Si por el contrario es un padre ausente o que la infravalora el efecto será el contrario. Cuando la hija se siente abandonada por su padre puede sentirse poco importante y cargar con ese peso durante su vida, intentando encontrar ese afecto a toda costa por un hombre, sea su pareja, jefe o amigo.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.