La introversión infantil: ¿timidez o niños con gran talento?

ojo de niño tímido

Son muchas las madres que suelen quejarse de la introversión de sus hijos. En ocasiones, y casi sin querer, tendemos a comparar nuestro carácter con el de nuestros hijos, o nos asombramos por cómo se diferencian los propios hermanos entre ellos.

Si hay algo que debemos tener muy claro es que la introversión infantil no es un defecto ni un problema clínico a tratar. Estamos hablando de un rasgo de personalidad como cualquier otro. Y más aún, en los últimos años se está hablando mucho del “poder de los introvertidos” y de cómo potenciar sus talentos. En “Madres hoy” queremos hablarte de este tema que seguro será de tu interés.

¿Introversión o timidez?

niño introvertido sorprendido

Este es un aspecto que debemos dejar claro desde el principio: una persona introvertida no tiene por qué ser tímida, y a su vez, la timidez sí puede desembocar el día de mañana en algún problema de adaptación debido a una pobreza comportamental en cuanto a habilidades sociales.

Así pues, y para definir un poco más ambas dimensiones, veamos ahora sus diferencias.

El niño introvertido

  • La introversión, como ya te hemos indicado anteriormente, no está relacionada con la timidez. Así pues, debes ver que por lo general, se relaciona bastante bien. Tiene amigos y mantiene las correctas normas sociales.
  • Tiene una personalidad fuerte y estructurada. Sabe lo que le gusta, lo que no quiere, te muestra con claridad sus preferencias y no titubea.
  • Los niños introvertidos suelen ser muy tranquilos. Tienen su ritmo, que suele ser por lo general “algo lento”, un aspecto del cual muchos padres y madres se suelen quejar (tarda mucho en vestirse, en atarse los zapatos, en levantarse…)
  • Saben escuchar, te atienden.
  • Suelen ser muy imaginativos, y reflexivos. A menudo los ves “sumidos en su mundo”, en sus juguetes, en sus dibujos…
  • Por lo general, son niños que hablan poco. Sin embargo, cuando lo hacen, te das cuenta que disponen de una buena madurez para su edad. Eligen bien las palabras y se expresan de un modo muy correcto, sincero.
  • No les gusta llamar la atención, no son de los que tienen iniciativa. Trabajan mejor solos que en grupo.

El niño tímido

  • El niño tímido, suele tener problemas para relacionarse con los demás, tanto con extraños como con otros niños.
  • Tiene una asertividad muy baja, no es de los que sabe decirte de forma clara qué quieren o qué lo pasa. Suelen ser algo dependientes.
  • Muestran cierta sumisión al grupo de amigos, y en casa, te preocupa a veces que te comunique tan poco o que se abra de forma muy escasa en cuanto a sus gustos.
  • Hay días en que ves en ellos ciertos cambios emocionales. Pueden llorar por nada o mostrar una alegría que no sabes de dónde viene.
  • Suele evitar muchas cosas sobre las que focalizan miedos y ansiedades. Hay días en que no querrá ir al colegio, y te lo demostrará a través de problemas estomacales, náuseas, malestar… Son momentos en que llegan a somatizar “su miedo social”, ahí donde la timidez roza ya un claro problema capaz de generar alta ansiedad.

Conoce y respeta a tu hijo introvertido

niños con camaras

Uno de los aspectos que suele generar mayor controversia a nivel familiar, es la idea incorrecta de que la introversión infantil puede generar problemas sociales o personales en el niño. Por ello, es común que aparezca en ocasiones estas ideas erróneas que debemos evitar:

  • La introversión es un problema de personalidad.
  • Un niño introvertido es un niño que no sabe comunicar.
  • Debemos ayudar a los niños introvertidos a ser más extrovertidos.
  • Comparar a los hijos de otras amigas con los nuestros.

La introversión es un tipo de personalidad que debemos respetar

La personalidad es un constructo psicológico que puede sufrir variaciones con el tiempo, que se construye con la madurez y nuestras experiencias personales. Ahora bien, a pesar de experimentar algunos cambios propios al paso del tiempo y los aprendizajes personales, hay una esencia que es estable y que no podemos cambiar.

Si nuestro hijo es introvertido, extrovertido, si es algo maniático, despreocupado o algo meticuloso, no te pongas como propósito cambiarlo. Los niños no deben ser réplicas de su padres. Nuestros hijos son únicos y debemos potenciar su madurez, independencia y felicidad sean como sean.

No lo compares con otros niños ni con otro hermano o familiares. Toda comparación puede ser interpretada por el niño con un foco de ansiedad, o rechazo.

Asume y acepta su forma de ser. Como madres, debemos ofrecerles pautas para que se sientan integrados, para que sean autónomos, hábiles y felices de acuerdo a su personalidad y sus características personales.

El poder de la introversión

adolescente extrovertida jugando

La introversión está de moda. Libros como “El poder de los introvertidos” de Susan Cain, o “El líder introvertido” de Jennifer B. Kanhweiler, nos perfilan un reconocimiento actual ante un tipo de personalidad que puede ofrecer mucho a la sociedad actual.

Hasta no hace mucho se valoraba en especial el carácter extrovertido, ahí donde asociar ese perfil con el éxito social y profesional. No obstante, con la valoración de la inteligencia emocional y las inteligencias múltiples, se ha descubierto el poder que se esconde en todo perfil introvertido.

Te invitamos a descubrir qué estrategias deberíamos seguir para educar a nuestros niños, aprovechando sus virtudes personales asociadas a este tipo de personalidad.

Cómo desarrollar habilidades personales en los niños introvertidos

  • Los niños introvertidos son más sensibles e introspectivos. Respeta esos instantes en que prefiere estar solo, ofrécele sus tiempos y sus espacios, pero favorece el diálogo con ellos. No dejes que la introversión se convierta en aislamiento.
  • Los niños introvertidos suelen tener afinidad por la lectura, o la escritura. Ofrécele medios, descúbrele nuevos gustos como el llevar un diario, cuadernos de dibujo…
  • Es muy posible que no le guste el deporte, los juegos en grupo, la competición, los campamentos de verano. Busca actividades en las que pueda potenciar sus habilidades, como clases de pintura, de música…
  • Los niños introvertidos tienen talento y deben descubrir cuál es el suyo, cuál es su camino. Tu papel es sugerir, orientar y apoyar. Nunca les obligues a hacer algo que no les gusta.
  • Suelen ser muy autónomos, les gusta aprender las cosas por sí solos. Esto, como madres, nos obliga a supervisar su acciones de forma muy sutil, sin presionar, guiando de forma indirecta y sin ejercer el control.
  • Conecta con él cada día. A pesar de que parecen niños muy autónomos, solventes y que les gusta en especial estar solos, necesitan de una “conexión” cotidiana con nosotros y con un círculo social. 
  • Busca cada día un momento para tener una conversación “profunda” con ellos. Ponte a su nivel, conoce las inquietudes que tenga tu hijo en cada momento, mostrando una total apertura a sus palabras.
  • Practica una escucha activa, todo ello establece una adecuada confianza donde siempre se sentirá seguro para emprender grandes cosas. Alcanzar sus sueños.
  • Las personalidades introvertidas tienden a perderse con la confusión. Si sus hermanos o vosotros sois muy extrovertidos, él se sentirá cohibido. Respétalo siempre, déjalo brillar y establece siempre que puedas refuerzos positivos.

Permite que tu hijo potencie sus aptitudes naturales, ésas que propicia siempre la introversión. Seguro que el día de mañana se convertirá en una persona capaz de alcanzar grandes cosas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *