La lactancia materna es buena para la salud, y para el bolsillo

La lactancia materna es buena para la salud, y para el bolsillo

De sobra es sabido que la lactancia materna es buena para la salud del bebé. Y las que hemos amamantado a nuestros hijos de forma prologanda, sabemos también el importante ahorro que supone. Pero este ahorro va mucho más allá. Según un estudio publicado recientemente en la revista Archives of Disease in Childhood, la lactancia materna ahorraría también mucho dinero a los sistemas públicos de salud.

De hecho, este estudio cuantifica por primera vez la rentabilidad práctica que supondría la lactancia materna para un sistema sanitario, concretamente para el sistema sanitario del Reino Unido. Según este estudio, el Sistema Nacional de Salud inglés podría ahorrar mas de 50 millones de euros anuales si las madres alargaran el tiempo de lactancia.   

Para llegar a esta conclusión los investigadores calcularon los costes ocasionados por las enfermedades sobre las cinco enfermedades que la lactancia materna ha demostrado ser más beneficiosa, que son la gastroenteritis, las infecciones respiratorias, la otitis y la enterocolitis necrotizante (inflamación y daño irreversible del intestino). El gasto que produce al año el tratamiento de estas enfermedades al año asciende a 112 millones de euros al año. La quinta enfermedad sobre la que la lactancia materna tiene grandes beneficios es el cáncer de mama, que supone un gasto unos 1.200 millones de euros cada año..

Los investigadores observaron que si se incrementara el porcentaje de mujeres inglesas que mantuvieran la lactancia exclusiva durante los cuatro primeros meses hasta el 21% (actualmente es del 7%), se reduciría el coste hospitalario asociado a la gastroenteritis en 1,5 millones de euros anuales. Y si este porcentaje ascendiera al 45% o incluso al 65%, se ahorrarían entre cuatro y seis millones de euros.

En cuanto a los bebés prematuros, si aumentara el porcentaje de niños que toman leche materna de su propia madres mientras están en la incubadora del 35% actual al 50%, el Reino Unido ahorraría casi tres millones de euros todos los años. En lo que se refiere al cáncer de mama, se ahorrarían alrededor de 18 millones de euros si la mitad de las mujeres que actualmente no amamantan dieran el pecho durante, al menos, seis meses.

No obstante, el estudio hace hincapié en que estos ahorros no dependerían de que hubiera más mujeres dando el pecho a sus hijos, sino de que las que lo hacen “aguanten” más tiempo amamantando. Es decir, no se trata de persuadir a las madres para que den el pecho a sus hijos nada más dar a luz, sino de apoyar a las que ya han elegido hacerlo para que sigan adelante con el proceso.

Imagen – Thomas Widmann


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *