La lactancia materna reduce el riesgo de leucemia infantil

La lactancia materna reduce el riesgo de leucemia infantil

Son muchos los beneficios que la lactancia materna tiene tanto para el bebé como para la madre. Ahora, un nuevo estudio vincula la lactancia materna con una reducción del riesgo de leucemia infantil.

Según los autores, que han publicado el informe en la revista JAMA Pediatrics, la lactancia materna durante 6 meses o más se relacionó con un 19% menos de riesgo de leucemia en comparación con la no lactancia materna o la lactancia materna por un período más corto. Vemos todo esto con más detalle a continuación.

La leucemia infantil

La leucemia es un cáncer que impide la formación natural de las células sanguíneas. A pesar de ser el cáncer más común de la infancia, ya que representa alrededor del 30% de todos los cánceres en esta etapa, el hecho es que se conoce poco acerca de su causa.

A nivel mundial, alrededor de 175.000 casos de leucemia se diagnostican en niños menores de 15 años cada año. Los avances en las tecnologías de tratamiento han mejorado las tasas de supervivencia. Sin embargo, la leucemia sigue siendo una de las principales causas de muerte en este periodo.

Entre los factores de riesgo conocidos relacionados con la leucemia están el síndrome de Down, la exposición al virus de Epstein-Barr (VEB) o la radiación ionizante. Sin embargo, la mayoría de los niños diagnosticados con leucemia no presentan estos factores de riesgo.

Para esta nueva revisión sistemática y el meta-análisis, los investigadores de la Universidad de Haifa, en Israel, revisaron la evidencia de 18 estudios que examinaron los efectos de la lactancia materna en el riesgo de leucemia infantil.

Los autores informaron que la lactancia materna durante 6 meses o más se relacionó con un 19% menos de riesgo de la leucemia en comparación con la no lactancia materna o la lactancia materna por un período más corto.

Los niños que fueron amamantados por cualquier duración tenían un riesgo un 11% menor de leucemia infantil, en comparación con los niños que nunca fueron amamantados.

Cómo protege la leche materna de la leucemia

Los autores explican que lo que sugiere un posible mecanismo detrás de los efectos protectores de la leche materna es que la leche materna influye en el desarrollo del sistema inmunitario del bebé, ya que contiene diversos componentes inmunológicamente activos y mecanismos de defensa anti-inflamatorios. Estos mecanismos pueden influir en el microbioma del niño, así como en el suministro de células madre .

Los investigadores recuerdan, además, que la leche materna es un “alimento total” capaz de suministrar en exclusiva todas las necesidades nutricionales de los bebés.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *