La lactancia

lactancia

Si eres madre y has decidido dar de lactar a tu hijo, la recomendación, es hasta los seis primeros meses de vida. A partir de esta edad, la introducción de sólidos en su alimentación, ha de ser complementada en su dieta. Es entonces cuando hay que comenzar el destete hasta los ocho meses, siempre poco a poco.

Estamos seguros de que habrás oído que hace años, las mamás, daban de lactar a su hijo hasta los dos años de edad e incluso no usaban biberones, sin embargo, el estilo de vida, ha ido avanzando y variando y las madres trabajan fuera de casa mucho más que antes o se dedican a otras actividades múltiples que antes no se daban, por esta razón, el destete se realiza en la actualidad mucho antes.

El prolongar la lactancia más de esta edad (ocho meses) no es contraproducente, siempre que los alimentos sólidos sean incorporados a su debido tiempo, ya que estos, aportan nutrientes diferentes y necesarios que le benefician en el desarrollo y crecimiento. Si la lactancia continúa, la madre seguirá produciendo leche, ya que el bebé sigue succionando y estimula las glándulas mamarias.

La lactancia, no solo procura alimentación al bebé, sino tranquilidad, consuelo, paz, cariño… además de fortalecerle las defensas, pues el sistema inmunológico no termina de desarrollarse hasta los seis años de edad.

Para la madre también es beneficioso, ya que le previene de enfermedades como el carcinoma premenospáusico de mama y de ovario y son menos propensas a sufrir osteoporosis.

Mas información – Dudas frecuentes sobre la lactancia

Fuente – Web del bebé


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *