La lectura genera cambios maravillosos en el cerebro de tus hijos

libros para niños

Nunca es demasiado pronto para acercar el maravilloso hábito de la lectura a nuestros hijos. Te gustará saber que una forma de crear grandes lectores el día de mañana es sirviendo de ejemplo, es ser ese modelo en el que los niños puedan fijarse primero como curiosidad y luego como imitación.

Otro aspecto importante que vale la pena tener en cuenta, es que muchos niños a día de hoy ven la lectura más como una obligación que como un placer. Ello se debe más que nada a la clásica imposición que en ocasiones, se lleva a cabo en las escuelas. Los niños deben acercarse a los libros con libertad y pudiendo elegir aquellos títulos que más les interesen. Los adultos debemos ser simples facilitadores, simples modelos a imitar. Solo entonces, sus cerebros disfrutarán de ese maravillosos engranajes que facilita la lectura. En “Madres Hoy” te lo explicamos.

La lectura crea múltiples conexiones neuronales

Según un interesante estudio llevado a cabo en el Centro Médico del Hospital de Niños de Cincinnati, en Ohio, leer en voz alta a los niños desde que nacen estimula su desarrollo neuronal y en concreto, aquellas áreas relacionadas con los procesos cognitivos.

No importa la edad

Tal y como nos revela este trabajo, no hace falta esperar a que los niños adquieran las competencias de lecto-escritura en el colegio para que nosotros les demos un libro por primera vez. De hecho, el camino debería ser a la inversa. Debemos empezar nosotros, en el hogar, y ya desde los primeros meses de vida.

  • La lectura en voz alta es comunicación, es el uso de un tono determinado que va a estimular la atención y la emoción de los niños.
  • A más instantes de lectura, mayor actividad en las zonas parietales de los cerebros de los bebés, unas áreas que se encargarán poco a poco a perfilar las competencias del lenguaje y su asociación a un significado. Día a día y mes a mes, los bebés irán comprendiendo lo que oyen.

Si a la comunicación ordinaria combinada con instantes de lectura

Algo curioso que hemos de tener en cuenta, es que la forma en que hablamos a un bebé dista mucho del tipo de lenguaje que encontramos en un libro, en un cuento.

A pesar de que no lo entiendan aún, ese discurso y esa tonalidad que se adquiere al leer en voz alta, capta la curiosidad del niño llevando un flujo de oxígeno muy interesante a su cerebro, y en especial a esas zonas relacionadas con las emociones, como puede ser el hipocampo.

La lectura en voz alta nos permite conectar con nuestros bebés desde edades tempranas.

padre-e-hija-leyendo (Copy)

Los efectos de la lectura relajada

La lectura relajada es la que compartimos con nuestros hijos antes de ir a dormir. Es importante que favorezcamos estos instantes de complicidad con los niños en los cuales, leerles también en voz alta. Lejos de ser una pérdida de tiempo, lo que conseguimos es tan importante y maravilloso que no deberíamos descuidarlo.

  • El área cerebral que más va a beneficiarse del proceso de “escucha” en nuestra lectura en voz alta, va a ser la zona prefrontal, básica para desarrollar y potenciar muchos procesos cognitivos en los niños, desde la atención, la imaginación y los razonamientos más complejos.
  • La lectura compartida fortalece el vínculo con nuestros hijos, les ofrece seguridad, reconocimiento, fortalecemos su autoestima y combatimos el estrés y la ansiedad. En ocasiones, aspectos tan sencillos como coger un cuento y leer en voz alta a un niño consigue beneficios asombrosos.

Claves para favorecer la lectura en tus hijos y potenciar así su desarrollo cerebral

Fomentar la lectura

El aprendizaje significativo de un niño se consolida a través de la curiosidad y una imitación producida con libertad. Para ello, necesitamos ante todo un cerebro motivado, ahí donde las dopaminas generen ese tipo de cambios para producir una actividad muy concreta.

Si hay imposición hay rechazo, y el cerebro de un niño no liberará dopaminas ni endorfinas. Lejos de sentir placer por la lectura lo verá como una imposición exterior. Entonces… ¿cómo conseguir que un niño se inicie en el apasionante mundo de la lectura.

Modelos e incitadores

  • Tal y como te hemos señalado al inicio, somos nosotros sus mejores facilitadores. Si nos ven leer, si ven libros por toda la casa, es muy probable que ellos mismos se acerquen a ellos.
  • Otro dato a tener en cuenta es que antes que imponer, es mejor incitar, sugerir, informar. Queda claro que ellos, en sus primeros años, no saben qué títulos pueden ser de su interés, por ello, nunca está de más hablarles de qué géneros existen, qué autores, qué títulos…
  • Si conocemos los gustos de nuestros hijos, nos será fácil acercarlos a determinados libros con los cuales, pueden sin duda descubrir personajes afines e historias que les marcarán de por vida.

Sí a un paseo semanal por una librería, sí a un carnet de biblioteca

Llévalos a una librería y permite que elijan el título que deseen. No te preocupes si lo primero que cae en sus manos es una novela gráfica o un cómic. Todo es lectura, y cada niño se acercará a los libros de algún modo. Puede que incluso lo haga a través del cine, que después de ver una película se interese por un libro. No importa, respeta su elección, apóyalo, dale libertad.

libros para niños (2)

Por la noche apagamos la tele y el ordenador: mejor un libro

Este dato es importante, según un estudio publicado en la revista“American Academy of Pediatricslos niños de entre 2 y 6 años no deberían estar expuestos a la televisión o a dispositivos electrónicos durante más de una hora al día. Desde los 7 hasta los 12 años sería adecuado no excederse de las 2 horas.

Si nos sometemos a los niños desde edades muy tempranas a las ondas electromagnéticas de la televisión o el ordenador, corremos el riesgo de desarrollar un déficit de atención en los más pequeños, debido a que sus cerebros, y en concreto, el córtex frontal, aún inmaduro, se sobreactiva demasiado.

Dos horas antes de ir a dormir, deberemos cerrar todos los aparatos electromagnéticos y llevarlos a la cama para que se relajen. Si les damos un libro, propiciaremos la pasión por la lectura y conseguiremos que descansen de forma más óptima. Desarrollaremos su imaginación y además, los niños llegarán a ese mundo onírico de mano de personajes maravillosos y mundos de fantasía. Vale la pena.

Recuerda, si te ha parecido interesante este artículo, descubre también cuáles son los mejores libros para niños de entre 7 y 12 años.

 


4 comentarios

  1.   Muebles Oficina dijo

    Desde siempre leer ha mejorado la cultura de las personas, una pena que cada vez más se va perdiendo esta costumbre.

    1.    Valeria Sabater dijo

      ¡Completamente de acuerdo! Gracias por leernos, un saludo desde todo el equipo.

  2.   Método al revés dijo

    Muy interesante artículo. Considero muy importante el punto de que los padres lean y faciliten el acceso a los libros, sin duda es decisivo en la relación que los niños establecen con ellos.

    1.    Valeria Sabater dijo

      Desde luego, todos nosotros hemos de servir como modelos de referencia para el niño. Solo así facilitamos su curiosidad. los libros son ese bien preciado al que deben asomarse lo antes posible, y si es en nuestro regazo cuando aún no saben ni andar, la huella emocional será imborrable. ¡Gracias por comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *