La Ley de Seguridad Alimentaria

La ley que prohíbe la expedición de alimentos industriales ricos en grasas en las máquinas expendedoras en los colegios, fue debatida con gran éxito en el parlamento, optando por la mayoría absoluta. Esta Ley, abarca igualmente a la publicidad de estos artículos, pues estos no deben inducir al consumo, siendo veraz y exacta, sin contener opiniones de expertos que aconsejen consumirlos. En los colegios, también desparecerán los carteles publicitarios de este tipo de consumo.

Los nutricionistas, se han mostrado totalmente de acuerdo con esta ley, la cual, es muy positiva para dar muchos pasos más en cuestión de educación alimenticia, pues de nada vale este paso si no se dan muchos más, ya que si prohíbes por un lado y facilitas por otro, de nada sirve. La educación, ha de estar ante todo, pues esta ley, se puso en marcha en otros países y sin embargo, la obesidad no descendió.

Esta ley es un buen comienzo, pero se debe trabajar, dar otras alternativas, no basta con prohibir y ya está, pues estos alimentos se pueden adquirir en cualquier lugar, lo difícil, es llevar al pensamiento que esos productos han de ser minoritarios en la cesta de la compra. Si esta ley, se trabaja, logrará un buen desarrollo.

En el otro extremo, se encuentran los perjudicados, estos son los empresarios en este tipo de alimentación, estos piensan en que sí es necesaria la revisión de la calidad, pero no en el consumo. Sus exigencias, giran en torno a que se les ha de indemnizar hasta que se muestre exactamente el perjuicio de estos alimentos en la salud.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *