La llegada del nuevo bebe

La llegada del bebe a casa, trae consigo plenitud a la familia, rebosa la felicidad y alegría, pero también esta la otra cara  no tan agradable que es mas trabajo que el de hasta hora y desestructuración’ temporal en la familia hasta que nos habituemos a los nuevos horarios y organicemos con el bebe, pero también supone celos y un llamémoslo  “contrincante” para el hermanito/os mayores en la familia.

Para los hasta ahora únicos reyes de la casa, el nuevo miembro de la familia es como un enemigo con el que compartir a mama, papa, casa, cariños, mimos y lo que peor llevan y piensan que a el se le va a restar que es el tiempo dedicado para el, creen que se van a quedar sin todo eso.

La aceptación de los hermanos mayores, es todo un proceso en ocasiones mas lento de lo quisiéramos y en verdad los celos no desaparecen nunca, ¿o es que acaso los adultos no sentimos celos alguna vez en nuestra vida por alguien?

Tenga la edad que tenga nuestro hijo mayor, para el, pasara tiempo hasta que vea al bebe como un aliado, un futuro compañero de juegos, alguien a quien proteger y enseñar en la vida, pues habrá momentos de rivalidad por juguetes e incluso por la credibilidad de sus padres en sus palabras, con lo que hasta que esto ocurra, intentemos hacerle la vida mas fácil y démosle mas importancia al rey de la casa para que en ningún momento se sienta destronado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *