La memoria en los niños

Fomentar la memoria del niño, es una actividad muy importante que le repercutirá beneficiosamente el día de mañana. Si quieres conocer las formas de hacerlo, te resultarán muy interesantes y de gran ayuda. Contra más temprana sea la edad en que comiences, mayor provecho sacará para su preparación futura.

Las rutinas diarias, son muy básicas para él, si las seguimos ordenadamente, su seguridad aumenta, ya que su memoria funcionará practicando cada día el aprendizaje de lo que hay que hacer en cada momento. Por ejemplo, agitar la mano para saludar, coger el cochecito antes de ir al parque, dejar la toalla colgada después del baño, cuando se termina el cuento hay que apagar la luz y dormir…

La conversación, es igualmente beneficiosa y se puede utilizar de forma adecuada para desarrollar la memoria. Hemos de intentar que identifique las cosas que más le llamen la atención, aquellas que le causen impacto. Estas cosas, son las que a ellos les van a provocar buenos recuerdos y activarán su memoria cada vez que se los nombres. Por ejemplo, la primera vez que fue a la playa, el programa de la tele que le gustó, su película favorita, fotografías de lugares en donde se ha estado…

Aprender a realizar las cosas, también es ejercitar la memoria, pues se le ayuda a retener los recuerdos en su memoria, es decir, memoriza aquellas cosas que hizo y las ha de volver a hacer. Por ejemplo, juguetes de construcción, activar juguetes, aseo personal, ayudar en las rutinas de casa…

Mas información – Estimular a un niño

Fuente – Mentat


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *