La mujer y sus mil facetas

Mujeres y amigas que se apoyan y quieren.

Al contemplar a una mujer ya no se ve solo su posibilidad de ejercer como madre o ser una figura sexual.

No es ninguna novedad que la mujer ha sido y es una figura clave en la sociedad. En la antigüedad era casi imposible destacar como profesional o recibir alabanzas por el trabajo bien hecho. Hoy en día resulta igualmente complicado. Conozcamos las facetas que hacen de la mujer un ser tan especial y completo.

La mujer en la actualidad

Las mujeres siguen luchando a diario por hacer valer sus derechos y no permanecer a la sombra de nadie, ser ninguneada o infravalorada. En el siglo en el que estamos continúan las manifestaciones para proteger y resaltar el papel de la mujer, muchas veces también el de la madre. La fémina a de hacer frente a diversas situaciones y para ello poner todo su talento y tenacidad en práctica.

Puede decirse que la mujer posee mil facetas que procura sacar adelante al cien por cien. Al contemplarla ya no se ve solo su posibilidad de ejercer como madre o ser una figura sexual, sino de sacar a relucir su aspecto más intelectual. Ahí radica su logro. Es difícil hacer bien varias cosas a la vez, en su caso, el control que en muchas ocasiones consigue llevar, solventa ciertos obstáculos para otros insalvables.

Las mil facetas de la mujer

Mujer que trabaja desde casa con el ordenador y atiende otras tareas.

La figura femenina tiene talento y una capacidad extraordinaria para el orden mental, lidiar con horarios y diversos quehaceres.

Cada mujer tiene su parcela personal, sus aficiones, sus sentimientos y pasiones, las cosas en las que vuelca su ilusión. Por otro lado está su porcentaje familiar cuando se expone y entrega a su círculo cercano. Su ayuda como hija, hermana o amiga, refuerza lazos y cierra círculos muy íntimos. También la mujer que elige ser madre, mantiene algo muy especial con su ser más querido, su hijo. Quien decide ser madre, por norma general, lo antepone a todo lo demás. Una madre es el pilar de una familia, la cabeza fría, pensante y fuerte mentalmente. La madre y esposa protege el hogar y cuida a sus miembros con excesivo mimo, inteligencia y organización.

Una mujer tiene su parte profesional. La mujer en este área ya no se deja amedrentar por el sexo masculino, no soporta ciertas actitudes vejatorias o de injusta superioridad. La mujer es emprendedora y luchadora, se esfuerza y supera a diario. Tiene talento y una capacidad extraordinaria para lidiar con horarios y diversos quehaceres que implican todas sus facetas. Es por esto que la mujer tiene mil puntos y puede con ellos. Normalmente la mujer lleva el peso de su casa, la maternidad y su trabajo.

La mujer es fuerte y valiente y sale adelante pese a dolores físicos que se identifican con su sexo, pese al estrés, la soledad e incomprensión en muchos momentos. No es una súperheroína aunque lo parezca. La mujer dentro de sus mil caras, tiene mayor facilidad para empatizar con otros, expresar sus sentimientos y para resurgir de malas rachas. La consideración hacia la mujer es más que obvia porque a cada instante hace algo que esconde un completo coraje.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.