La necesidad de motivación en la lectura

leer a los hijos

Existen investigaciones que muestran que es más difícil motivan a los niños a interesarse por la lectura que las niñas. Se sabe que los niños son más críticos sobre las cosas que no les importan directamente, por eso evitan gastar energías en cosas que no les afectará en sus calificaciones finales. La motivación tiene mucho que ver en todo esto porque podría explicar la diferencia entre algunos niños y niñas en cuanto a la eficacia lectora o incluso en las ganas de leer.
 
Para que los niños amen la lectura se les debe proporcionar la motivación suficiente desde antes de que empiecen a leer. Si no das importancia en casa a la lectura o tú no lees con ellos cuentos o ni siquiera te ven leer el periódico, después no te eches las manos a la cabeza cuando tus hijos no quieran coger un libro a no ser que sea obligado por la escuela.

La lectura es muy importante para el desarrollo de las personas y por eso, es tan importante que en todas las familias se priorice el tiempo a la lectura antes que el tiempo a ver la televisión. En la escuela enseñan a leer, se refuerza en casa y para que un niño sea un buen lector y además le guste, deberá sentir que es algo importante y que además le aporta cosas muy buenas.

Leer ayuda a los niños a potenciar su creatividad y su imaginación, a descubrir nuevos conocimientos y a interesarse por temas que quizá de otro modo no hubiera conocido. La lectura es una parte fundamental para el desarrollo de los niños, pero también es un punto de unión y de vínculo para padres e hijos. Buscad un momento al día para leer juntos y además de estar colaborando con el desarrollo de tus hijos, también estarás creando un vínculo afectivo mucho más fuerte. ¡Deja que decidan lo que quieren leer! Solo cerciórate de que es adecuado para su edad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *