La otitis es peligrosa

otitis

Hasta que un bebé no desarrolla su sistema inmunológico, va sufriendo enfermedades a las que no son capaces de luchar todavía ante ellas. Una de estas es la otitis, la cual, se produce al entrar las bacterias por el conducto nasal y la garganta, depositándose en el oído, un lugar idóneo para reproducirse porque es húmedo y cálido.

El tratamiento, es a base de antibióticos, estos son muy efectivos y hay que ejercer el tratamiento adecuado para una total garantía de que desaparezca, de lo contrario, el bebé puede tener secuelas como:

Perder la audición (algo frecuente)

Meningitis (índice de mortalidad del 10%)

Perforación del tímpano (si se produce, se cerrará a los tres días, pero si no se cura correctamente, durará hasta tres meses)

Laberintitis (inflamación de los canales llamados “laberintos”, estos se encuentran en el oído interno)

Mastoiditis (inflamación del hueso mastoideo)

Parálisis facial

Por todo esto, es necesario estar siempre ante las muestras de la enfermedad, sus síntomas son evidentes:

Fiebre (el organismo está intentando combatir la infección y la temperatura del cuerpo se eleva)

Disminución del apetito (la bacteria también se sitúa en el estómago)

Vómitos (se siente dolor al comer y por lo tanto angustia)

Malestar digestivo (el estómago está infectado por la bacteria)

Secreción de color blanco o amarillo (la infección avanza y esto es la muestra)

Se toca las orejas constantemente (le molesta el dolor y habla también de ellas)

Más información – ¡Mama me duele el oído! Tu hijo tiene otitis

Fuente – Madres hoy


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *