La percepción espacial a través de los sentidos

Los 5 sentidos es el desarrollo evolutivo más importante que tiene todo ser humano. A través de ellos conocemos el medio u entorno en el que nos encontramos, evolucionando cada vez más en todos los aprendizajes de nuestra vida. Además, es a través de ellos como podemos comunicarnos ya sea de forma verbal o gestual.

Por ello, hoy os damos un pequeño resumen de como los niños desarollan su percepción espacial a través de cada uno de estos sentidos. 

  • Olfato: Su percepción es radial, esta toma de contacto permite al individuo localizar la fuente olfativa. El niño marca el territorio olfativo alejándose de olores desagradables y acercándose a olores agradables. Es importante esta percepción porque condiciona nuestras relaciones dentro del medio. Crearemos lugares olfativamente agradables o desagradables.
  • Oído: Esta percepción también es radial, presentando las mismas características que la anterior aportando un dato más, el concepto de direccionalidad. Con cualquier ruido dirigimos la mirada a su lugar de procedencia. El espacio sonoro es otro elemento que armoniza la relación individuo-medio, es importante que haya una relación espacio-actividad-sonido. Se pueden producir distracciones y alteraciones nerviosas.

Los sentidos en los niños

  • Vista: Aporta la distancia. En principio, al ser una línea que va dirigida directamente hacia el ojo no es una percepción exacta. Su percepción es origen de un aprendizaje que se da a través de la manipulación de los objetos y está directamente relacionada con las actividades espontáneas del niño en el medio.
  • Movimiento (tacto): La experiencia motriz pone en contacto al invidividuo con el entorno y por lo tanto hay un reconocimiento de las personas y de los objetos en función del propio cuerpo y del eje corporal.
  • Gusto: A través de él el niño irá provondo sabores y texturas nuevas, atrayéndole más algunos sabores que otros. De esta manera, también pone en funcionamiento su espacio de memoria para relacionar los sabores con experiencias vividas.

La marcha, la carrera y el salto son parte de un proceso definitivo en la adquisición del espacio porque le permite una intencionalidad. Estando el tacto y el gusto dentro de la experiencia motriz global.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *