La placenta. ¿Sabes todo lo que hace por tu bebé?

placenta3

Aunque a la placenta se le atribuyen todo tipo de propiedades y hay muchos rituales alrededor de ella, lo cierto es que poco sabemos de sus funciones mas fisiológicas.

¿Cuándo y cómo se forma?

La placenta se forma a la vez que el embrión. Los primeros días después de la fecundación nos encontramos con un ovulo que, en su viaje a través de la trompa se va dividiendo en células mas pequeñas.

Al cuarto día, desde la fecundación, el ovulo dividido ya en 50 o 60 células llega al interior del útero. A partir de este momento, esas células se van a organizar, formando algunas lo que será el embrión y otras lo que dará lugar a la placenta.

Mas o menos al sexto día este pre-embrión se va a “implantar”, es decir se va a fijar a la parte interna del útero y lo hará por la zona donde se han colocado las células que darán lugar a la placenta.

A partir del día 6 empieza la formación de la futura placenta. En el día 12 ya existe lo que se llama circulación utero-placentaria. Al final de la tercera semana la sangre del embrión ya fluye por la placenta primitiva.

¿Que aspecto tiene?

Tiene forma de disco, un diámetro de 15 a 20 cm, grosor de 2 a 3 cm y peso (al final del embarazo) de 500 a 600 g. La zona de la placenta que está unida al útero tiene apariencia irregular , dividida en segmentos, llamados “cotiledones” y su color recuerda al hígado. La zona interna o fetal de la placenta es lisa, el cordón umbilical se une por el centro y podemos ver los vasos sanguíneos que van desde el cordón umbilical a la zona de la placenta donde se realiza el intercambio con su mamá.

placenta2

La placenta tiene dos caras

Cara materna: Es la zona de la placenta que queda pegada a la pared del útero. Allí se va a establecer una red de vasos sanguíneos, que son los que realizarán el intercambio de sustancias con la mamá, por un lado, el bebé recibirá los nutrientes que necesita y por otro se librará de todas las sustancias de desecho que, de momento, no es capaz de eliminar por si mismo.

Por otra parte, es en esta cara de la placenta donde se encuentran unas estructuras que permiten la fijación del embrión a la pared del útero.

Cara fetal: Es la zona en la que se ancla el cordón umbilical. Es lisa y está cubierta por una hoja de las membranas llamada Amnios, donde encontramos el líquido amniótico y el bebé.

¿Qué funciones tiene?

Las funciones de la placenta son muchas mas de las que nos podemos imaginar.

  • Segrega hormonas. En los primeros días de embarazo empieza a segregar la hormona HCG que mantiene el “cuerpo luteo” en el ovario, que es la cicatriz que dejó el óvulo al salir a la trompa y que se encarga hasta la semana 12 de segregar la Progesterona para mantener el embarazo.
  • Segrega progesterona a partir de la semana 12, hormona fundamental para que el embarazo discurra adecuadamente.
  • Otras hormonas que aseguran la nutrición del bebé y el crecimiento de útero, por ejemplo.
  • Aporta nutrientes esenciales al bebé.
  • Elimina las sustancias de desecho del bebé, porque sus órganos aún no están preparados para hacerlo por si mismos.
  • Intercambio de gases, haciendo la función de respiración, aportando al bebé el oxígeno y eliminando el CO2
  • Función inmunológica: transmite al bebé anticuerpos de su madre frente a ciertas enfermedades.
  • Función de barrera, impidiendo que muchas bacterias y sustancias perjudiciales pasen hacía el bebé.

matrona

El alumbramiento

Aunque esta palabra se suele utilizar para referirse al parto es un error. El alumbramiento es la última fase del parto, en la que se expulsa la placenta una vez que ya ha salido el bebé.

Si la placenta está colocada en el útero por delante del bebé, lo que se llama placenta previa, es imposible el parto vaginal.

La placenta solo se expulsa cuando ya no es necesaria, por eso es la última en salir del cuerpo de la mamá.

¿Que pasa con la placenta tras el parto, la puedo reclamar?

La placenta, cuando el parto ocurre en un hospital o clínica se considera un residuo biológico y se trata como tal, procediendo a su tratamiento e incineración por empresas especializadas. Si el parto ocurre en casa es la familia la que decide que hacer con la placenta.

Existe cierto vacío legal en cuanto a la posibilidad de reclamar la placenta para llevárnosla a nuestra casa y procesarla a nuestro gusto. Si os lo habéis planteado os recomiendo que os pongáis en contacto con la dirección del hospital con tiempo suficiente para que os indiquen los trámites a seguir.

La placenta y el cordón umbilical son los que mantienen la conexión con la madre y aportan al bebé todos los nutrientes, además de la sangre y el oxígeno que necesita para respirar.


Categorías

Embarazo, Varios

Nati Garcia

Soy matrona, madre y desde hace un tiempo escribo un blog. Me preocupan mucho todo lo relacionado con la maternidad, la crianza y el crecimiento... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *