La primera navidad de nuestro bebé

Llega navidad e indudablemente, la casa y los miembros de la familia, se inundan de un espíritu renovado, diferente. El bebé, sin lugar a dudas, percibe este nuevo espíritu, el cual se manifiesta tanto en el accionar de los adultos, como en la nueva decoración del ambiente hogareño.

La primera navidad de nuestro hijo, puede pasar completamente inadvertida, o ser un momento inolvidable. La diferencia entre una u otra opción, queda en nuestras manos. Comúnmente solemos escuchas “los niños pequeños no entienden de Navidad”… sin embargo, sí advierten que algo diferente está ocurriendo en el ambiente.

La mejor manera de involucrar al bebé en la navidad, es haciéndolo participar activamente de la fiesta. Mostrarle el arbolito navideño, hacerle preguntas, contarles pequeñas historias, leerles cuentos relacionados a la época, son algunas de las acciones que pondrán a nuestro niño en contacto directo con esta fiesta.

Ellos, son lo suficientemente sabios como para comprender de qué se trata. Además, el hecho de involucrarlos en la fiesta, contándole acerca de ella, es benéfico también en épocas futuras, cuando los roles sociales le obliguen a saber comportarse en tales fechas.

La navidad colma de esperanzas, alegrías y expectativas a toda la familia. Que tu hijo no quede fuera de esta fecha de alegría y renovación del espíritu…. Depende de ti.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *