La prueba prenatal no invasiva puede detectar tres tipos de cáncer en etapa temprana en la mujer

La prueba prenatal no invasiva  puede tres tipos de cáncer en etapa temprana en la mujer

La prueba prenatal no invasiva (PPT) es una técnica de detección utilizada para detectar el síndrome de Down y otras enfermedades relacionadas con anomalías cromosómicas en el feto en desarrollo. Según un nuevo estudio realizado en Bélgica y cuyo resultados han sido presentados en la revista JAMA Oncology, esta prueba que podría detectar tres tipos de cáncer en fase inicial en la mujer.

A continuación vemos con detalle que el la prueba prenatal no invasiva (PPT), cuál es su uso actual y cómo podría ayudar a diagnosticar de forma precoz algunos tipos de cáncer en las mujeres.

La prueba prenatal no invasiva funciona mediante la evaluación de ADN fetal en el torrente sanguíneo de la mujer embarazada para determinar si alguno de los cromosomas adicionales que están presentes que pueden suponer riesgo de síndrome de Down (trisomía 21),  síndrome de Edwards (trisomía 18) o síndrome de Patau (trisomía 13). Actualmente, La PPT sólo se ofrece a las mujeres embarazadas que tienen ciertos factores de riesgo no puedan someterse a métodos de pruebas prenatales invasivas, o que tiene en alto riesgo de tener un bebé con alguna alteración cromosómica.

En un principio, los investigadores pretendía mejorar la exactitud de la PPT, pues pensaban que podrían conseguirse resutlados más fiables. Fue mientras realizaban las pruebas para mejorar esta prueba cuando identificaron tres alteraciones genómicas en tres de las mujeres que no podían vincularse a los perfiles maternos o fetales. Los investigadores se dieron cuenta de que estas anomalías se parecían a las que se producían en los casos de cáncer, por lo que derivaron a las mujeres a la unidad oncológica.

Tras someterse a una serie de pruebas, los oncólogos descubrieron que cada una de las mujeres estaban en la fase inicial de tres tipos de cáncer diferentes: cáncer de ovario, linfoma folicular y linfoma de Hodgkin.

Los investigadores señalan que la identificación de estos tipos de cáncer en tres de los más de 6.000 mujeres evaluadas está en sintonía con lo que se espera dentro de la población general, es decir, una de cada 2.000 personas a año entre las mujeres de 20-40 años de edad.

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *