La regulación emocional en los niños

Regulación emocional

A menudo se pasan por alto los sentimientos y las emociones de los niños, como si no tuviesen la capacidad de percibir que algo está ocurriendo. Sin embargo, desde la infancia los niños aprenden a regular sus emociones a través de diferentes herramientas. Incluso, los bebés son capaces de utilizar su propio cuerpo para mostrar y regular sus emociones, por ejemplo, chupándose el dedo o la manita.

Durante los primeros años de vida son los padres o los adultos quienes ayudan a los niños a regular sus emociones, con abrazos, besos y otros gestos de cariño que le ayudan a estabilizarse. Pero a medida que el niño va ganando en autonomía, va adquiriendo herramientas con las que adaptarse a los cambios y procesos emotivos que pueden surgir en el día a día.

Desarrollo de la regulación emocional

Regulación emocional en niños

El papel de los educadores, padres, madres o adultos de referencia, es el de preparar a los hijos para que desarrollen todas sus capacidades, incluida la de regular sus propias emociones. Cuando son pequeños, expresan su miedo, su rabia o la alegría de la forma más primitiva que conocen. Por ejemplo, todos los niños pasan por una fase importante de rabietas, que no es más que la explosión de la frustración ante una negativa.

Cuando esto ocurre con un niño pequeño, no es nada de lo que preocuparse, más que de enseñar al niño a lidiar contra ese sentimiento que le produce el no obtener algo que desea. Sin embargo, ese comportamiento, esa forma de expresar la rabia con una rabieta, una pataleta e incluso tirarse al suelo como hacen los bebés, no es habitual en niños de 12 o 13 años, que ya deben tener unas herramientas más complejas de regulación emocional.

Este tipo de problemas puede llevar a los niños a crecer sin saber gestionar situaciones que pueden convertirse en un pozo muy oscuro, de donde no podrán salir sin ayuda. Por lo que es fundamental ayudar a los hijos a comprender, expresar y regular sus emociones, desde la más tierna infancia hasta que se convierten en adultos.

Los pilares de la regulación emocional

Regulación emocional

La regulación emocional se basa en tres pilares generales que, si se trabajan desde la infancia, permitirán al niño convertirse en un adulto mejor preparado para gestionar situaciones emocionales complejas. Estos son los pilares de la regulación emocional:

  • Ser consciente de las emociones: Las emociones son innatas, son pasajeras y aparecen de repente, de forma brusca. Estas emociones se dividen en 6 grupos, la rabia, la tristeza, la alegría, la sorpresa, el amor y la aversión, que la emoción que nos permite rechazar cosas o personas que producen asco o repulsión.
  • La expresión de la emoción: Alcanzar la capacidad de expresar la emoción, como la alegría a través de la risa, las tristeza a través de las lágrimas o la rabia a través del enfado. Evitar llorar o controlar un enfado, es también una regulación emocional pero no adaptativa.
  • La regulación emocional: Que es la propia habilidad de adaptarse y regular las diferentes experiencias emocionales.

Cómo ayudar a los niños a entender y regular sus emociones

Los niños tienen emociones y son capaces de sentirlas, aunque necesitan herramientas con las que aprender a ponerles nombre, así como liberarlas de su interior y encontrar la forma de sobrellevar todo aquello que sienten. Para ayudar a tus hijos a conocer sus emociones, puedes hacer uso de diferentes materiales como canciones y cuentos como los que encontrarás en el enlace.

Con los chicos más mayores lo más adecuado es utilizar un lenguaje adaptado a sus gustos, utilizar ejemplos cotidianos e incluso hablar sobre tus propias experiencias. De forma que los adolescentes puedan verse reflejados en sus adultos de referencia y entender que eso que están sintiendo lo han pasado otras personas antes que ellos. Ayuda a tus hijos a expresar sus sentimientos y proporciónales las herramientas que necesitan para su regulación emocional.

De esta forma, tendrás la seguridad de que en su edad adulta serán capaces de hacer frente a las muy diversas experiencias por las que tendrán que pasar.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.