¿La riqueza mata la ambición de los hijos?

dinero familia

Está claro que no se puede generalizar y que cada situación familiar pero no es algo nuevo saber que si a un niño se le da dinero sin ganarlo o se le colman de cosas materiales la ambición queda en suspenso en su vida, además las responsabilidad brilla por su ausencia y los niños no saben valorar las cosas que tienen… sólo quieren más y no les importa el precio que los demás deban pagar.

Es necesario que todos los padres se involucren en la educación de sus hijos y sepan inculcar actitudes financieras sanas y de ambición a sus hijos para evitar que se conviertan en “parásitos sociales” (sé que suena algo fuerte pero seguro que te sirve para entender perfectamente lo que te quiero transmitir). Hay que mirar más allá de los bienes materiales y considerar los valores que realmente queremos que nuestros hijos puedan tener para transmitirlo a sus hijos, nuestro legado.

Si quieres que tus hijos tengan una buena actitud ante el dinero y las cosas materiales sigue (tú y tu pareja) estos consejos:

  • Debes estar involucrado en la vida de tus hijos. Entiende sus sueños, sus aspiraciones, sus ambiciones y su personalidad ante la vida y el dinero. Guiarles de la forma adecuada no significa darles todo lo que piden si no es totalmente necesario.
  • Limita el acceso de tus hijos con el dinero. Si quieres proteger a tus hijos de una vida materialista deberás prohibir el acceso al dinero cuando tus hijos son pequeños, así podrán tener ambición y deseo de tener una vida productiva. La educación y el trabajo son prioridades antes que el dinero para los hijos.
  • Involucra valores financieros en el hogar. Es necesario que los niños entiendan que el dinero cuesta esfuerzo y que es la responsabilidad de todos (de ellos también) conservar, preservar y hacer que crezca por el bien de las generaciones futuras. Disfrutar de la vida no significa vivir al día y no tener para comer sólo por vivir una vida ostentosa.

Y por supuesto sé un buen ejemplo y habla con naturalidad del dinero, ¡siempre con unos buenos valores de base!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *