La seguridad en el hogar

La seguridad de nuestras familias, viviendas y pertenencias es algo que nos concierne a todos. El estar preparado y alerta puede ahorrar tiempo, evitar lesiones y posiblemente salvar su vida. A continuación brindamos algunas medidas que puede tomar para mantener segura a su familia en su hogar:

  • Guarde las medicinas y artículos pequeños como joyas y monedas en un lugar donde los chiquillos no puedan alcanzarlas. Tenga cuidado con objetos que se pueden atorar en la garganta de los niños.
  • Guarde bajo llave en un lugar seguro armas de fuego sin cargar y guarde las armas y las balas aparte en distintos lugares. No deje que sus niños vean donde esconde las armas o las balas.
  • Coloque lejos del alcance de los niños, la máquina de afeitar, cosméticos y otros productos de belleza e higiene personal.
  • No deje afuera, después de usarlos, secadores, planchitas u otros aparatos de belleza.
  • Instale pasadores o pestillos de seguridad para que los niños no puedan abrir gabinetes ni gavetas.
  • No guarde los medicamentos recetados en el baño. Encuentre un lugar fresco y seco en su hogar, fuera del alcance de los niños, y asegúrese de que las medicinas tengan tapas de seguridad a prueba de niños.
  • Coloque la temperatura del calentador de agua a 120° o menos para prevenir quemaduras.
  • Coloque las manijas o asas de las ollas de tal manera que queden hacia dentro y no colgando al borde de la estufa.
  • Almacene los limpiadores y productos químicos en sus contenedores originales y en lugares donde los niños no puedan alcanzarlos. Nunca los almacene debajo del lavaplatos o fregadero aunque éste tenga pasadores de seguridad.
  • Mantenga los cuchillos y otros objetos filosos fuera del alcance de los niños.
  • Guarde los cables de aparatos eléctricos de tal forma que los niños no puedan agarrarlos y tirar de ellos.
  • Reemplace los cables eléctricos que estén pelados o quebrados o que se calientan. No sobrecargue los enchufes ni los cables de extensión. Nunca pase los cables por debajo de las alfombras.
  • Coloque tapas de seguridad en los enchufes que no use.
  • Coloque las plantas fuera del alcance de los niños. Algunas son venenosas si llegaran a comer de ellas y otras podrían lastimar a su niño si una maceta pesada le cayera encima.
  • Asegure las repisas a la pared, para prevenir que los niños pequeños puedan tirarlos y hacerlos caer encima de ellos.
  • Mantenga las herramientas y productos químicos del jardín lejos del alcance de los niños.

Este material se adaptó de publicaciones preparadas por la Asociación Nacional de Constructores de Viviendas, NAHB por sus siglas en inglés. Encontrará información de NAHB en su sitio, www.nahb.org.
Vía: nmhomeofmyown


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *