La seguridad en el transporte escolar: una cuestión pendiente

seguridad en autobuses escolares

Una de las campañas que la Asociación Nacional de Seguridad Infantil mantiene activas es la de la Seguridad en el Transporte Escolar. No les falta razón para procurar que el tema esté en el candelero: ‘millones de niños y niñas cogen el autobús a diario para ir al colegio’.

Imaginando que uno solo de esos autobuses que llevan a niños no estuviera equipado con cinturones (que los hay, y más de uno), se me ponen ‘los pelos de punta’. ¿Sabéis lo que ocurre cuándo el vehículo sufre una colisión?, pues que el cuerpo se desplaza hacia delante, golpeándose la cabeza (u otras partes) contra la parte de atrás del asiento que tenemos delante.

Bueno, pues resulta que no es obligatorio llevar cinturones de seguridad, sino en modelos fabricados después de 2007, aunque el empresario puede instalarlos si los autobuses son más antiguos

El cinturón no es la solución perfecta, pero sirve de retención en caso de accidente. Digo que no es la solución ideal porque el transporte escolar en España, lo es porque se trata de vehículos en cuyo frontal pone ‘autobús escolar’, pero no tienen ninguna característica más que haga pensar que están adaptados para niños. Y esto último sí ocurre (por ejemplo) en Estados Unidos, con los característicos autobuses amarillos, que SÍ que son sólo para llevar niños, y su interior está preparado adecuadamente.

seguridad en autobuses escolares

Transporte escolar seguro

En una información de la DGT, encontramos referencia a un Real Decreto de 2001, que establece las condiciones de seguridad en el transporte escolar y de menores. Se aborda la antigüedad de los vehículos, sus características técnicas, inspección, etc… Son de interés general para miembros de la comunidad educativa, ya sean padres o profesores.

Por ejemplo hace referencia a que los vehículos no podrán rebasar los 16 años de antigüedad, o que el autobús debe disponer de plazas para personas con discapacidad, o que el piso no puede ser deslizante. Se establece incluso que la duración máxima del viaje no excederá de una hora.

Es preciso que la propia DGT regule sobre los sistemas de seguridad infantil en los autobuses, y especialmente en los que transportan habitualmente niños.

La seguridad en el transporte escolar: una cuestión pendiente

Mejorar la seguridad en el transporte escolar

  • Sólo personas autorizadas por las administraciones educativas pueden recoger a los niños del colegio para llevarlos al autobús, y viceversa. Estos acompañantes estarán presentes desde la primera parada de la mañana, hasta la última de la tarde; y velarán por el orden y seguridad en el interior del vehículo.
  • Las puertas del autobús no pueden abrirse hasta que este no está completamente parado y con la señal de emergencia funcionando. Tampoco se pueden abrir las ventanas, sacar la cabeza, arrojar objetos, ir de pie o correr por el pasillo.
  • Los itinerarios, paradas, horarios, no se pueden variar una vez programados. Finalizado el trayecto diario, se debe revisar el interior del autobús para comprobar que no hayan quedado escolares rezagados.
  • Encontraréis más recomendaciones en el cuadro de más arriba

    Por último, es un tema al que prestar atención, puesto que a todos los padres nos preocupa la seguridad de los niños en los vehículos particulares, y a tal efecto instalamos SRI adecuados, ¿cómo no nos iba importar que en el bus del colegio también vayan seguros?


    Categorías

    Seguridad

    Bebes Mundo

    Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *