La tierra nos habla, se está quejando y no la escuchamos

llanto tierraNo dejan de llegarnos noticias de desastres naturales cada día, tornados, terremotos, riadas, etc. Todo tipo de fenómenos meteorológicos que causan graves daños en nuestro entorno. Se podría pensar que es fruto de la casualidad, si no fuera porque cada vez se hacen más frecuentes.

La tierra nos está hablando, nos dice que la dañamos y nosotros no le estamos haciendo caso. Nos preocupa más nuestra comodidad, que la del resto de los seres vivos con los que compartimos el hábitat. Es de suma importancia que nuestros hijos tengan claro el concepto de que compartimos planeta con el resto de seres vivos que lo componen y es por eso que a la Tierra hay que escucharla y cuidarla.

Las señales

Las principales señales de que algo va mal son precisamente los desastres naturales de los que hablábamos. La climatología que se está dando actualmente incluye fenómenos que antes no se daban o eran poco comunes. Sin embargo, ahora se han vuelto frecuentes y provocan destrucción e incluso pérdidas humanas.

Otra señal destacable es la extinción de especies animales y vegetales, como pueden ser el sapo dorado, el rinoceronte negro, la Palma de Rapa Nui o el Sándalo de Juan Fernández.

riada

El gran destructor

Es muy fácil ver al ser humano como el gran destructor del planeta. Son obvios los estragos que causa cuando invade un espacio natural como puede ser un bosque o una cuenca de un río. Dichos estragos son algunos de los causantes de algunos de estos desastres. Es de lógica que si asientas una población en un espacio que anteriormente estuvo ocupado por agua, ésta volverá a ocupar ese espacio a la menor ocasión. También es de sobra sabido, que si no hay árboles que retengan el paso de las fuertes corrientes de agua de una riada, la devastación será mucho mayor.

No solamente somos destructores en este sentido tan literal, además hemos inventado nuevas formas de destruir. Ahora también lo hacemos contaminando, ensuciando el hábitat natural de las distintas especies.

tortuga

Podemos encontrar plásticos, vidrios, envases de metal y todo tipo de objetos, en los lechos marinos. Estos son depositados al arrojarlos directamente o por arrastre en el caudal de los ríos o de las riadas. La consecuencia de este hecho es que muchos animales mueren por comer trozos de estos distintos materiales, por quedar enredados o atrapados en ellos o por heridas provocadas por los mismos.

Todo esto sin hablar de la contaminación que producen las industrias, el tráfico, los químicos que se vierten en las actividades agrícolas y ganaderas, etc.

Las verdaderas víctimas, somos nuestro propio verdugo. Educa y soluciona

Las verdaderas víctimas de todo esto son todos y cada uno de los seres vivos de este planeta. El ser humano también está incluido, por lo cual, nos perjudicamos a nosotros mismos al dejar de escuchar las peticiones de nuestro planeta.

Son nuestros propios hijos los que sufrirán las consecuencias de nuestros actos y los de nuestros predecesores. Son ellos los que van a vivir los problemas que estamos creando ahora y que no hemos solucionado con anterioridad.

Niño reciclando

Es por eso que se hace necesario poner soluciones y educar con vistas a un sistema más ecológico y sostenible. Un sistema que esté menos enfocado a la producción y más orientado a la preservación. Cuidando tanto de los espacios como de los seres vivos que allí habitan.  Es esta la única vía para solucionar realmente el problema y acatarlo de raíz.

Es importante la concienciación en el uso de energías renovables, el reciclaje,  en el uso de materiales biodegradables y en el respeto por los demás seres vivos. Podría ser recomendable para tus hijos, por ejemplo, tener una mascota, que además de desarrollar su sentido de la responsabilidad, le ayude a desarrollar empatía por los animales. Es también prioridad que se ejerza el sentido común, dado que muchas de las corrientes ecofriendly que se ejercen ahora, no son tan ecológicas como nos quieren hacer ver.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.