Lactancia a demanda ¿Cómo funciona?

Lactancia a demanda

Siempre tuve claro que quería dar lactancia a demanda cuando naciera mi bebé, sin embargo, a veces me daba por pensar en cómo sería eso, si a lo mejor significaría estar con él las 24 horas enganchado al pecho, en cómo lo llevaría, etc. Me surgían infinitas dudas y aún así, cuando nació comencé con la lactancia a demanda, sin saber muy bien cómo acabaría aquello. Afortunadamente nada es como me imaginaba, él solo toma cuando tiene hambre y no pasa todo el tiempo enganchado como yo pensaba, incluso tiene su rutina impuesta por él solito y todo va estupendamente.

Dar el pecho a demanda consiste en que el bebé haga su toma cuando quiera y durante el tiempo que quiera, que dicho así incluso asusta, pero no es tan “esclavo” como normalmente se piensa. Yo la estoy llevando a cabo con mi bebé y el horario de tomas que sigue por sí solo es el siguiente:

  • Es madrugador, a las siete de la mañana hace una toma, aunque afortunadamente muy cortita porque lo hace medio dormido y enseguida vuelve a dormir, solo toma de un pecho.
  • La siguiente suele ser a las nueve y en esta sí se pasa más tiempo, aunque no suele tardar mucho más de 20 minutos y vacia ambos pechos.
  • A mediodía suele pedir de nuevo aunque no siempre lo hace. Toma de un solo pecho y tarda poco tiempo.
  • A las dos de la tarde vuelve a tomar ambos pechos y se queda dormido.
  • Por la tarde tenemos “la toma interminable”, que ya os hablaré de ella en otro artículo. Quizá esta sea la parte más “difícil” de la lactancia a demanda porque desde las cinco y media que se despierta de la siesta ya no para, va tomando y haciendo pequeños descansos hasta que duerme a las nueve y media, por tanto las tardes son enteras para él.

Después de esto puedo tomarme un gran descanso porque ya no se despierta más hasta las dos o las tres de la madrugada, a veces hace alguna pequeña toma intermedia entre esa toma y la de las siete de la mañana, pero tampoco suelo enterarme porque yo también voy media dormida y después no me acuerdo ni de lo que he hecho en toda la noche.

Como veis él solo se regula y va dejando espacios de aproximadamente tres horas entre una toma y otra, por eso, las que queráis dar el pecho de esta forma, no temáis, que no es tan difícil como pensamos.

Más información: Cómo evitar los cólicos del lactante

Foto: De mare a mare


Categorías

Cuidados

Dunia Santiago

Soy técnica en educación infantil, estoy metida en el mundo de la redacción desde 2009 y acabo de ser madre. Me apasiona la cocina, la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *