Lactancia cómoda, placentera y adecuada

La lactancia materna es un hecho no simplemente alimenticio, sino de amor.

En los tiempos que corren, se han intentado reforzar las informaciones acerca de esta práctica, induciendo a las madres jóvenes a amamantar a sus hijos, en lugar de darles biberón, rescatando las propiedades de la leche materna, por sobre las artificiales.

En torno a esto, se ha desatado un mercado accesorio, donde se comenzaron a ofertar artículos innovadores para la tarea en sí. Esto deriva en que el mercado hoy reúne estos novedosos productos, muy útiles por cierto, pero las madres, al no tener la información necesaria de los mismos, no saben cual o cuales comprar.

En primer lugar, la lactancia debe llevarse a cabo en un sitio cómodo, tanto para la madre, como para el bebé. Por ello, los elementos que se destinan en el mercado, para otorgar más comodidad, aun en espacios inapropiados (como los autobuses), son imprescindibles. Entre estos artículos, se destacan los almohadones de amamantamiento, una especie de media luna que la madre coloca en su cintura para apoyar luego al niño sobre él. En la casa, se sugiere tener una silla o sillón cómodo, amplio, de los cuales hay gran cantidad en el mercado.

Otro detalle, pensado para las mujeres que trabajan, es el de poder extraerse la leche, para que el niño continúe alimentándose con leche materna. Para ello, hay succionadores muy buenos.- entre los más prácticos, vienen unos con almacenamiento térmico incluido.

Los tiempos cambian, pero las buenas costumbres no. Amamantar es dar amor.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *