Lactancia en tándem, no sólo para el bebé sino para el hermano

Lactancia en tándem

Existen muchas mujeres que a pesar de que el niño haya crecido sigue dándole el pecho a la vez que se lo da al nuevo bebé recién nacido. Esta lactancia en tándem, es una buena práctica para seguir estableciendo el vinculo materno-filial con los niños aunque sigan creciendo.

Esta práctica parece que está despareciendo mucho en los tiempos que corren ya que se está viendo mal visto porque parece ser que le quitan independencia al bebé y a la madre, particularmente no estoy de acuerdo, porque después, es el propio niño el que ya no pide más leche de teta.

La leche materna es la mejor leche que una madre le puede dar al bebé, debido sobre todo a que tiene multitud de nutrientes que le favorecen al bebé.

Lactancia en tándem

Cuando el niño es recién nacido, la producción de leche es mayor. Sin embargo, a medida que va creciendo se va acortando la cantidad, pero como sigue habiendo el niño toma un poco. Este hecho no es para comer, sino para afianzar ese vínculo de madre-hijo.

Con esta práctica el bebé se alimenta y los hermanos buscan las caricias de su madre aún cuando está atendiendo a su hermano.

Lactancia en tándem

Además, esta lactancia en tándem es primordial también para el vínculo afectivo entre hermanos ya que mientras amamantan se dan la mano, se acarician,etc. Así, va desapareciendo los temores a los celos que se cogen al haber alguna diferencia de edad entre los mismos.

Más información – ¿Se puede amamantar estando embarazada?


Categorías

Embarazo, Salud

Ale Jiménez

Me llamo Ale y soy Educadora Infantil. Estoy empezando recientemente en el mundillo de los blogger y me parece muy interesante. No soy madre aún,... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *