Lactancia materna exclusiva: qué es y qué beneficios tiene

Lactancia materna exclusiva

La lactancia materna exclusiva, es una forma de alimentar al bebé única y exclusivamente con leche materna, tal y como su nombre indica. La leche materna es el único alimento, así como la única fuente de hidratación, es decir, el recién nacido no toma ni agua, ni ningún otro alimento a base de preparados. Se trata de la mejor forma de alimentar al bebé recién nacido, de ofrecerle los nutrientes y las defensas que necesita y la mejor forma de prevenir enfermedades.

Durante los primeros meses de vida del bebé, la leche materna es el alimento que que cubre todas las necesidades nutricionales del pequeño. Incluso, a partir de los 6 meses, sigue siendo una importante fuente de energía y nutrientes al complementar una alimentación más variada. Es decir, se trata de un regalo de vida, el primer alimento natural que recibe el lactante. Pero la lactancia materna exclusiva es mucho más que alimentar a tu bebé. Descubre en qué consiste exactamente y todos los beneficios para tu bebé.

En qué consiste la lactancia materna exclusiva

Como ya has visto en la introducción de este texto, la lactancia materna exclusiva consiste en una forma de alimentación para el bebé durante sus 6 primeros meses de vida. Durante ese tiempo, tu bebé no necesitará ningún otro alimento, ni complementos, ni agua para obtener todos los nutrientes y la energía que necesita. La leche materna contiene todo lo que tu bebé necesita. Incluso, va cambiando de forma natural para adaptarse a las nuevas necesidades que el bebé requiere a medida que va creciendo.

La lactancia materna exclusiva debe ser también a demanda, es decir, no existen tiempos ni reglas a la hora de alimentar el bebé. La criatura es quién decide cuándo quiere alimentarse, durante cuánto tiempo y la frecuencia con la que necesita tomar el pecho. De esta forma, el bebé obtiene lo que necesita en cada momento y poco a poco él mismo regula sus necesidades y la forma de alimentarse.

Para que se establezca una lactancia materna exitosa, los especialistas recomiendan que se produzca el agarre al pecho por parte del bebé durante la primera hora de vida. Sin embargo, si esto no es posible por cualquier complicación en el parto, no significa que esté todo perdido. La lactancia puede ser complicada en ciertos momentos, por lo que requiere de mucha paciencia y sacrificio por parte de la madre, es un acto de amor.

Beneficios de la lactancia materna

La leche materna contiene nutrientes como carbohidratos, proteínas y grasa, y además los contiene en la cantidad exacta que el recién nacido requiere. Por otra parte, este alimento le aporta al bebé anticuerpos que evitan que contraiga diversas enfermedades habituales en la infancia, como la diarrea o la neumonía. Además, lo protege de enfermedades infecciosas y le ayuda en la recuperación de otras enfermedades comunes.

Por otra parte, los especialistas aseguran que la leche materna fomenta el desarrollo cognitivo, así como el sensorial y que se trata de una forma única de crear un vínculo maternal, del que la madre también resulta beneficiada. La lactancia materna permite que la madre tenga una recuperación postparto más rápida. Además, retrasa la aparición del periodo menstrual, te ayuda a perder peso más rápido y lo que es más importante, disminuye el riesgo de contraer enfermedades como:

  • Diversos tipos de cáncer de ovarios y de mama
  • Osteoporosis
  • Diabetes de tipo 2
  • Enfermedades del corazón
  • Obesidad

Un regalo de vida

En definitiva, la lactancia materna exclusiva consiste en alimentar a tu hijo tan solo con el alimento que tu propio cuerpo produce de manera natural para ese fin. Se trata de algo que tu propio cuerpo está preparado para crear, al igual que lo está para crear vida. Tener dudas, temores o reparos al respecto es completamente natural, sobre todo si eres madre primeriza y te asaltan las dudas de lo desconocido.

Quizá tengas dudas sobre la forma de alimentar a tu bebé, es algo que no conoces, escuchas que es muy bueno pero también que es muy sacrificado. Y la realidad es que lo es, tu bebé te pedirá alimentarse en cualquier momento que lo necesite, aunque quizá a ti no te venga bien. Pero piensa que se trata de una etapa muy corta, que pronto terminará para dar paso a otra igual de especial. Si tu cuerpo te ofrece la posibilidad de alimentar a tu criatura de forma natural, no dejes pasar la oportunidad de darle ese alimento a tu bebé. Porque la leche materna, es el mejor regalo que puedes hacerle a tu hijo.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.