Lactancia materna, un regalo para toda la vida

La lactancia materna es, el método que utilizan todos los mamíferos para alimentarse durante sus primeros meses de vida. La secreción láctea que produce la madre, contiene las necesidades nutricionales e inmunológicas necesarias para cada especie. Es decir, el organismo de la madre tiene la capacidad de crear un alimento único e inigualable, para que su cría crezca con todas sus necesidades nutricionales cubiertas.

Las especies animales amamantan a sus crías por instinto, al igual que les proporcionan cobijo hasta que crecen y se hacen independientes. El cuerpo de una madre es increíblemente poderoso, tiene la capacidad de crear vida en su interior, de dar vida en el exterior después de haber proporcionado un entorno idílico en su cuerpo para su cría. Y además, el cuerpo de una madre tiene la capacidad de crear el mejor alimento existente para su cría.

Pero a pesar de que la lactancia es un derecho de cada madre, jamás debería convertirse en una obligación. Ninguna madre debería ser juzgada ni criticada por otras madres ni por otras personas, a costa de su decisión. Muchas mujeres no tienen la posibilidad de ofrecer la lactancia materna a sus hijos, por el motivo que sea. Incluso, hay muchas madres que por decisión propia no alimentan a sus bebés a través de la lactancia materna.

La lactancia materna es un derecho, no una obligación

Y esto jamás debería ser motivo de crítica para otras personas. Amamantar a un hijo es un derecho, una de las muchas capacidades mágicas que tiene el cuerpo de la mujer. Pero una mujer también tiene el derecho de decidir, cómo quiere alimentar a sus hijos, sin tener que dar por ello una explicación al resto de la humanidad.

Aún así, es importante que las mujeres conozcan todos los beneficios que su alimento natural ofrece al desarrollo de su hijo. Quizá muchas madres, opten por la lactancia artificial simplemente por desconocimiento. Y esto es algo totalmente lógico, normalmente las niñas no crecen aprendiendo todas las ventajas que la lactancia conlleva. Las niñas saben que las mamás dan el pecho a los bebés, y nada más.

Por este motivo, por si estás dudando entre amamantar a tu futuro hijo, queremos mostrarte todo lo bueno que la lactancia tiene que ofrecerle a tu bebé. Porque la lactancia materna, es el mejor regalo que puedes hacerle a tu hijo, para toda su vida.

¿Por qué elegir lactancia materna?

Básicamente porque es el único alimento que un bebé necesita hasta los 6 meses. Porque la leche materna se va adaptando a las necesidades de crecimiento de tu bebé. A medida que el bebé va creciendo, sus necesidades nutricionales van variando en función de su desarrollo, la leche materna tiene la capacidad de ofrecer la composición de nutrientes que tu hijo necesita en cada etapa de su desarrollo.

  • Fácil de digerir: El recién nacido tolera con mayor facilidad la leche materna, las leches de fórmula aunque están adaptadas, pueden ser menos digestivas y quizá tengas que probar varias marcas hasta que encuentres la que mejor le sienta a tu hijo. Tu leche materna siempre será más digestiva que cualquier otra.
  • Protección inmunológica: Está demostrado que los bebés que se alimentan de leche materna, rara vez presenta enfermedades digestivas, alergias, respiratorias o infecciosas.
  • Menos posibilidades de que el bebé desarrolle mala oclusión y problemas dentales.
  • Los bebés alimentados por lactancia materna presentan menos posibilidades de padecer alergias alimentarias. Además de Celiaquía, desnutrición e incluso se reducen notablemente los casos de muerte súbita.

Además de todos los beneficios que la lactancia materna tiene para la madre

  • La madre lactante tiene menos posibilidades de padecer depresión posparto.
  • La recuperación física es más rápida.
  • Se reduce notablemente el riesgo de padecer cáncer de mama y cáncer de ovarios.
  • Y sobre todo, la satisfacción emocional de alimentar a tu propio hijo.

Nadie tiene la capacidad de decidir por ti, sea cual sea tu elección, merecerás todo el respeto de el resto del mundo. No se es mejor madre por dar el pecho, que duda cabe. Cada madre tiene el derecho de decidir sobre esta cuestión, valora tus necesidades y tus posibilidades. Pero recuerda, amamantando a tu bebé, le estarás dando el mejor regalo que podrá recibir en toda su vida.


Categorías

Consejos, El bebé

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.