Las dificultades de ser madre adolescente

Ser madre adolescente puede suponer un grave riesgo físico y emocional muy difícil de recuperar. Tener un hijo puede ser la experiencia más maravillosa de la vida de una persona. Pero lejos de una maternidad idealizada, ser madre o padre conlleva una serie de sacrificios y cambios fundamentales en la vida de cualquier persona, a los que hay que enfrentarse con madurez y sensatez.

La sociedad de hoy en día no es la misma de hace unas décadas, donde las chicas que se quedaban embarazadas siendo adolescentes en muchos casos se encontraban sin el apoyo familiar. No obstante, aunque la adolescente puede encontrarse con la ayuda de la familia, el embarazo adolescente no deja de suponer un importante cambio en la vida de la joven.

El embarazo en la adolescencia

Existe un mayor índice de mortalidad en los embarazos en mujeres adolescentes, así como mayor índice de trastornos en el desarrollo del feto. El problema reside en el punto del propio desarrollo de la joven. Durante la adolescencia, se producen cambios fundamentales en los diferentes aspectos. Físicamente se adquiere la capacidad reproductiva, emocionalmente se produce el paso de la niñez a la adultez y la capacidad de adquirir la independencia económica.

Estos aspectos que se encuentran en desarrollo durante la adolescencia, suponen un grave riesgo para la salud física y emocional de la joven. En cuanto al plano físico, el organismo todavía reclama necesidades nutricionales de la infancia, lo que podría interferir en el desarrollo tanto del feto como de la propia madre, ya que el organismo no está preparado para dotar a ambos de todos los nutrientes que necesita.

En cuanto al plano emocional, para una joven en pleno desarrollo, un embarazo puede llevarle al abandono escolar y al aislamiento social. Situaciones que quizá no se den en todos los casos, pero que de una u otra manera influyen en la vida de la adolescente.

Ser madre adolescente

La propia inmadurez de la adolescente es un problema añadido a la nueva condición de madre. Primero porque hay que asumir que la maternidad no es un camino de rosas, por muy maravillosa que pueda ser. Afrontar la falta de descanso, cubrir las necesidades del bebé durante todo el día y renunciar a tus propias actividades para cuidar del bebé, no es fácil en ningún caso.

Mucho menos para una joven adolescente que apenas está comenzando a vivir su independencia emocional. Ser madre adolescente puede terminar o aparcar muchos de los sueños de vida de la joven. Ser madre adolescente supone dejar de lado tus ilusiones a corto plazo. De la noche a la mañana, dejarás de ser una niña a quién hay que cuidar y proteger, para ser tú quién debe cuidar y proteger a otro ser.

Y aunque no es imposible y existen millones de madres adolescentes que han superado los problemas iniciales y que incluso han podido reconducir su futuro pasado un tiempo, no deja de ser un trastorno que se debe evitar. Por lo qué, es esencial que exista una educación sexual completa, tanto en las aulas como en el propio hogar. Ya que la única forma de controlar el embarazo adolescente es la prevención.

Educación sexual

Ofrecer educación sexual a los jóvenes no significa que se les vaya a enseñar prácticas sexuales. Se trata de hacerles partícipes de todas las dificultades a las que tendrán que hacer frente si no tienen una sexualidad responsable y saludable. Porque el embarazo puede ser el menor de sus problemas, la irresponsabilidad sexual puede producir otros problemas como una enfermedad de transmisión sexual.

Para los chicos, estos términos no son desconocidos, lo escuchan en la tele y ven películas sobre ello. Sin embargo, es muy importante que sean conscientes de todo lo que conlleva ser sexualmente activo, por qué es tan importante que utilicen protección y que en realidad, si se sienten preparados pueden llevar una vida sexual saludable sin poner en riesgo su salud y la de otras personas.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.