Las gominolas y la salud de los niños

Las gominolas y la salud de los niños

A casi todos los niños les encantan las gominolas, cómo no, si están llenas de azúcar, color artificial y sustancias que potencian ese sabor tan delicioso. Todas esas sustancias, son realmente peligrosas para la salud y los niños son los principales afectados, ya que son los que generalmente las consumen. Afortunadamente, hoy en día somos más conscientes de lo poco saludables que son las gominolas, sin embargo, aún se siguen consumiendo en exceso.

Los efectos negativos de las gominolas

La mayoría de las gominolas que se comercializan, están fabricadas básicamente de azúcar, grasas saturadas, aceites poco saludables, sustancias químicas y potenciadores de sabor artificiales, entre otros. Todo ello, sustancias terriblemente peligrosas para la salud, especialmente de los niños que están en pleno crecimiento.

El azúcar en exceso, es la principal causa de problemas dentales y de muchos de los problemas alimentarios que afectan a los niños, como la obesidad infantil. Los caramelos contienen lo que se llama calorías vacías, para que te hagas una idea vamos a hacer una comparación. Un caramelo puede contener alrededor de 100 calorías, frente a las 70 u 80 que puede tener una manzana.

Niño jugando a coger la manzana sin manos

La diferencia es que, la manzana contiene gran cantidad de nutrientes esenciales para el organismo y el caramelo lo único que tiene son esas calorías inservibles. Como ves, un simple caramelo en apariencia inofensivo, puede ser realmente perjudicial para la salud de tus hijos.

Y no solo eso, además de contener gran cantidad de azúcares, los caramelos y las golosinas en general contienen importantes cantidades de sodio. El exceso de esta sustancia puede producir problemas importantes de salud como, presión arterial elevada con el riesgo de sufrir hipertensión crónica.

En cuanto a las grasas saturadas que contienen las gominolas, existe el riesgo de que el niño presente colesterol alto. Lo que aumenta las probabilidades de padecer problemas cardiovasculares, además de un importante riesgo de accidente cerebrovascular (ictus), que actualmente es la principal causa de muerte en el mundo.

¿Debo prohibir las golosinas?

Gominolas saludables

Más que una cuestión de prohibición, se trata de un consumo responsable. Si tus hijos ocasionalmente toman una golosina, no pasa nada ni debes poner el grito en el cielo. Sin embargo, que las consuman a diario o de forma frecuente eleva el riesgo de que padezcan todas las enfermedades mencionadas. Para evitarlo, es importante que expliques a tus hijos por qué no deben tomar gominolas en exceso, así también serán capaces de evitarlas cuando tu no estés presente.

Incluso, puedes preparar en casa unas gominolas completamente saludables y de forma muy sencilla. Involucra a los niños en la cocina para que aprendan que comer rico y saludable es posible, incluso si lo que quieren comer son gominolas.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.