Las mecedoras y otomanas

Las mecedoras y otomanas

Las sillas mecedoras han sido durante siglos un mueble referente y de gran utilidad para las madres, ya que el suave balanceo que  hace este mueble hacia adelante y hacia atrás, da un efecto calmante y somnífero al bebé. Hoy en día, existe la mecedora fija, sin el apoyo redondeado en el suelo, lo que evita pisaduras en los pies o pellicos. La mecedora fija es un sillón, con un mecanismo de muelles interiores que igualmente hace este balanceo tan relajan te para ti y para tu bebé.

La edad recomendada es la que tú quieras, ya que puede ir desde el nacimiento e incluso el embarazo, hasta la edad adulta, ya que el joven puede relajarse en ella, cuando esta estudiando, escuchando música etc.

Los precios varían de las mecedoras, ya que depende del material que esta hecho: madera o metal, la calidad del tejido, mecanismo de bloqueo, etc.

La otomana puedes adquirirla en conjunto con la mecedora. Es muy recomendable para un  óptimo descanso, ya que va al unísono en el movimiento del balanceo, y es ideal para el descanso de las piernas y pies, además que activa su circulación al tenerlos en alto.

La mecedora u otomana puedes colocarlos en el salón u oficina si tu hijo no quisiera o no tuviera espacio en su habitación.

Fuente – Bebés mundo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *