Las mejores técnicas de relajación para adolescentes

Técnicas de respiración para adolescentes

Todos necesitamos un poco de relajación en nuestro día a día. Porque como sabemos, siempre tenemos varias cargas que hacen que el estado de estrés o nerviosismo vaya incrementándose. Así que, hoy te contamos algunas de las mejores técnicas de relajación para adolescentes. Ya que todos ellos están en una etapa de numerosos cambios.

De ahí que todos esos cambios pueden llevar a los jóvenes a tener más ansiedad e irritabilidad, entre otros. Por eso, nada como intentar gestionarlo de la mejor manera posible. La mejor solución es añadiendo ciertos pasos o técnicas sencillas para que puedan realizarlas cada día de la semana y que comiencen a sentirse mucho mejor.

La respiración es una de las mejores técnicas de relajación para adolescentes

Lo cierto es que la respiración es la que puede llevar el control a la hora de relajarnos. Aunque a veces no reparamos en ella, tiene un poder especial y debemos tenerlo en cuenta. Cuando estamos nerviosos la respiración no se aprovecha como se debería. Por lo que si nos sentimos un tanto nerviosos o ansiosos, lo que debemos hacer es respirar de un modo más profundo y lento. De manera que la oxigenación entre en juego y nos podamos sentir mucho mejor.

Mindfulness para adolescentes

Para ponerla en práctica debes colocar una mano sobre tu pecho y otra sobre el abdomen. Porque necesitamos que el aire nos llegue hasta la zona baja de los pulmones y no siempre lo hacemos así. Así que, vamos a respirar por la nariz de manera profunda, notando cómo el abdomen se va hinchando. Luego, tenemos que exhalar lentamente para notar el efecto contrario y cómo se deshincha. Lo mejor para relajarnos del todo sería acompañar dicha respiración con una imagen en nuestra cabeza sobre el proceso. Ya que así centramos la mente en otra función y los nervios quedarán a un lado.

Técnica de la relación progresiva de Jacobson

En este tipo de técnicas se les llama progresiva porque será poco a poco que vayamos consiguiendo la relajación, ya que se centra en ciertos grupos musculares. Comenzaremos con los músculos faciales que tensaremos unos segundos y relajaremos el mismo tiempo, luego pasaremos al cuello bajándolo hacia delante hasta notar una ligera tensión para volver a su posición inicial. En los hombros, echaremos los brazos hacia atrás para luego relajar. Mientras que en la parte del abdomen necesitamos meter barriga unos segundos y soltar. Así continuaremos por el tren inferior. Puedes hacer contracciones de unos 6 segundos y descansar el mismo tiempo. Recuerda llegar la respiración correcta como antes mencionamos. Finalmente tendremos que hacer una especie de repaso a ver si todo el cuerpo está realmente relajado y si es así, terminar con una imagen en nuestra mente que realmente nos haga relajarnos más.

Practicar respiración para relajarse

Iniciarse en la meditación

Quizás no es algo de lo más sencillo para muchos pero siempre hay pasos previos que podemos dar de cara a la meditación. Por lo que es otra de las mejores técnicas de relajación para adolescentes para intentar comenzar a tener más consciencia de su cuerpo y de su mente. Algo que les dará el poder y como no, eliminará todo estrés de su vida. Para ello deben estar en una habitación silenciosa, cerrar los ojos y comenzar a pensar en un lugar que les guste, que les relaje. Pero para implicarse al máximo se debe pensar en lo que transmite dicho lugar, el olor que tiene, que sentimos en él y hasta los objetos con los que cuenta. Es una manera de que la mente visualice y se centre en otros planos para que el cuerpo se vaya relajando poco a poco. Eso sí, la respiración vuelve a estar presente como hemos mencionado.

El Mindfulness

Es otra de esas técnicas que tampoco se pueden quedar atrás porque hará mucho por nuestro cuerpo y mente. En este caso, siempre conviene que otra persona nos vaya guiando, sobre todo cuando nos iniciamos en la técnica. Se basa es atender las reacciones de nuestro cuerpo ante ciertos estímulos y centrar la atención en el momento presente. Es decir, dicha atención se centra en la respiración, cómo entrar el aire por la nariz, lo sentimos y vamos recorriendo el cuerpo junto a él. También podemos decir que se trata de una visualización pero que va más allá. Porque también aparecerán pensamientos o sensaciones pero no les daremos importancia, si no que las dejamos que fluyan. Poco a poco se notan los grandes beneficios que estas terapias nos dejan en nuestra salud.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)