Las papillas más nutritivas

Alrededor de los 6 meses de vida, los bebés comienzan a ingerir una dieta sólida basada en papillas y lácteos. Si bien es cierto que las mejores recomendaciones son aquellas que se reciben de la mano del pediatra, algunas ideas que faciliten el momento de la comida no vienen nada mal. Por ello, aquí detallamos algunas posibles combinaciones.

Puré de calabazas y espinacas. Este puré, posee la cualidad de estar compuesto por verduras muy ricas en agua. Por ello, no es necesario utilizar aceite para lograr la emulsión de la pasta, pues el mismo líquido de las verduras, es suficiente.

Batata y zapallito verde. Estas verduras permiten una combinación exquisita. La textura líquida del zapallito, permite la correcta humectación del preparado, aunque para que se amalgamen todos los ingredientes, es necesario agregar un hilo de aceite.

Papillas de frutas. Una papilla que posee fama de rica es la de banana, sin embargo, a causa de ser esta una fruta pesada, se sugiere complementar con manzana o pera. Las papillas de frutas pueden ser aligeradas con jugo de naranja o el agua de compotas.

Las papillas, ya sean de verduras o frutas, permiten al niño la regularidad intestinal. Esto no es un hecho menor si se tiene presente que la función del sistema digestivo es la última en adecuarse a la vida exterior.

Se deberá tener presente, que algunas frutas y verduras, suelen no ser recomendadas en todos los casos. Por ello, la recomendación es consultar al médico ante cualquier duda.


Categorías

Salud

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *