¿Las personas que tienen hijos pueden tener amistad con quienes no lo tienen?

La amistad es una parte muy importante de la vida de las personas, tanto cuando se es padre o madre como cuando no se es. Hay quienes cuando se convierten en padres notan como sus amigos/as que no lo son se alejan… Es como si esa vida ‘anterior’ ya no encaja con sus hijos. Pero en realidad, si tienes amigos que se alejan de ti por haber tenido hijos, es porque realmente esas personas, nunca fueron amistades reales.

La amistad no debería cambiar, simplemente se adapta. Está claro que no saldrás todos los sábados por la noche a pasarlo bien, tus hijos van primero. Pero, ¿por qué no puedes quedar una tarde a tomar un café con esa amiga y tu bebé y poneros al día sobre vuestras vidas?

La amistad

Las amistades se forman a menudo cuando nos encontramos con personas que tienen cosas en común con nosotros. ¿Pero qué pasa cuando, naturalmente, con el tiempo, la vida cambia? Cuando te encuentras en una etapa completamente diferente de la vida de tus amigos. En casos como este, ¿es realmente posible seguir siendo amigos?

Sí puedes tener amistades que no tengan hijos, solo que las posibilidades de que una amistad sobreviva a las etapas cambiantes de la vida dependen de en qué se basa la amistad para empezar… Y en la implicación de sus integrantes.

Reflexiona: ¿cómo disfrutas con tus amigos? ¿prefieres ir a un salón de estética con tus amigos? ¿realmente te importa la vida de esa persona? ¿Te importan sus sentimientos, pensamientos y emociones? ¿Te entiendes bien con esa persona? Para decirlo sin rodeos, ¿eres amigo de esta persona porque te gusta tener otro cuerpo con quien andar en tu vida o eres amigo porque te preocupas por ellos y por su vida también? Si solo son ‘compañeros de reunión’ es probable que tu amistad se desvanezca cuando ya no puedan salir contigo de la misma manera que lo han hecho en el pasado.

La amistad requiere que ambas partes hagan un esfuerzo

La amistad es una calle de doble sentido. Es bidireccional. Si una persona quiere que la amistad funcione y hace todo el esfuerzo, se sentirá rechazada, subestimada e insegura constantemente. Eso no es realmente una amistad, ¿verdad? Pero, ¿qué se necesita para que una amistad prospere?

Paciencia

A menudo, cuando alguien experimenta una gran transición en la vida (como tener un bebé), afecta a todo en su vida. Están más cansados, más estresados y, a menudo, se centran más en sí mismos cuando tratan de hacer frente a tantas experiencias nuevas. Si eres amigo de alguien que está en una transición, sé paciente. Puede que no te des cuenta, pero déjame decirte que están en MODO DE SUPERVIVENCIA. Puede parecer que tu amigo no está haciendo un esfuerzo en este momento, pero ten en cuenta que esto es temporal.

Espera un momento y ámalos de la mejor manera que puedas mientras ellos resuelven las cosas. Si las cosas no mejoran con el tiempo, considera tener una conversación abierta para discutir sus esperanzas y expectativas de la amistad. Y si eso no va bien, tal vez esta relación no iba a durar.

Requiere cierta comprensión y empatía

Cuando alguien se encuentra en una etapa diferente de la vida para ti, comprender sus sentimientos, emociones y necesidades puede no ser algo natural. Porque, después de todo, realmente no tienes idea de lo que es tener un hijo o estar casado o vivir en la ciudad ‘X’ porque no lo has hecho antes.

Así que usa tu imaginación … Piensa en cómo te sentirías en su posición. Y lo más importante, trata de darles el beneficio de la duda. Si lastiman tus sentimientos, recuerda que probablemente no intentaron hacerlo. Si no te contestan, asume que leyeron el texto en medio de un día agitado, se durmieron esa noche antes de que pudieran responder y simplemente (en medio del caos) se olvidó de tu texto al día siguiente.

Requiere interés

Después de que empieces a entender de dónde viene tu amigo, podrás hacer algunos sacrificios. Comprenderás que realmente no pueden salir de casa por la tarde porque los niños duermen la siesta. Tal vez te ofrezcas ir a su casa para verle. O tal vez sabes que lo que realmente necesitan es hacer algunos recados mientras los niños duermen, así que ofreces cuidar a los niños … o hacer los recados.

Alternativamente, si tú eres el amigo con hijos, ¿agradeces a tu amigo profusamente por venir a verte cuando no puede salir de tu casa? ¿Reconoces que ellos también tienen una vida? ¿Recuerdas hacerles preguntas sobre su trabajo y su vida, teniendo en cuenta que el mundo sigue avanzando a pesar de que no puedes pensar en nada, excepto en los horarios y la siesta y los pañales, y en lo que su bebé debería pesar este mes!

No puede faltar la comunicación

En última instancia, como todas las relaciones, la comunicación es clave. Si eres madre, en lugar de decir que no puedes quedar porque no, explica realmente a tu amigo/a en qué se está llenando tu tiempo. No tengas miedo de decir que estás estresada y que no puedes más por el cansancio y el sueño que tienes.

Recuerda decirle a tus amigos que les quieres y que les echas de menos. No dudes en preguntar si puedes llevar a tus hijos a la cena, y si te dicen que no, es porque realmente no son amigos tuyos, porque un verdadero amigo también querrá pasar tiempo con tus hijos, ¡igual que lo quiere pasar contigo!

Si en cambio, si eres el que no tiene hijos, no tengas miedo de expresar tus propias necesidades. Si te sientes frustrado por las conversaciones interrumpidas constantemente por los llantos de un bebé, pregunta si puedes pasar el rato durante la siesta para una conversación de calidad. Si deseas que tu amigo salga a almorzar sin el bebé, coméntale si te permite pagar a una niñera para pasar un rato juntos. Pero nunca le pidas salir sin su bebé cada vez que quieras verle… ¡su hijo es su vida! Si quieres ser parte de su vida, esto significa que tendrás que amar y conocer a su hijo también.


Categorías

Familia

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.