Las rabietas en los niños

No todas las rabietas infantiles se crean de la misma manera. El hecho de comprender los motivos del niño para llamar la atencion puede darte estrategias para ayudarlo a controlar sus sentimientos y poner un limite al caos inducido por las rabietas.

Muchos expertos creen que hay dos tipos diferentes de rabietas:

La primera son las rabietas manipuladoras, que es la que utiliza el niño para salirse con la suya y controlarte. Estas rabietas suelen ocurrir cuando tu hijo quiere algo y le dicen que no, entonces el hace una rabieta para que cambies de idea, por ejemplo si esta gritando porque no lo dejas comer un helado, en ese caso ignoralo, ingresa a otra habitacion y dejalo solo para que grite sin el beneficio de tener una audiencia.

Si estas fuera de casa, llevalo al auto y dejalo gritar alli. Lo mas importante es que no cedas ante la rabieta porque estarias alentadolo a tener otra la proxima vez que no obtenga lo que quiera. Despues, cuando ya este tranquilo, explicale en terminos claros que su comportamiento fue inaceptable y que tendra una consecuencia como quitarle su jueguete favorito o algun priviloegio especial.

Dile con firmeza que no tiene permitido portarse de esta forma y que si lo vuelve a hacer otra vez, sufrira una consecuencia mas fuerte. Durante esta discusion utiliza tu voz y conducta mas firme y miralo directo a los ojos.

Si gritas y muestras emociones extremas, le estas dando un mensaje confuso. Por mas que te sea dificil mostrarte tranquila, resulta esencial hacerlo. Recuerda que eres el modelo de su comportamiento.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *