Las rabietas, ¿qué hacer?

Las rabietas

Lo que más le asusta a un papá es cómo poder actuar ante una rabieta de su hijo, sobre todo si éste se encuentra en la calle. El que te miren o juzguen al estar tu bebé llorando, no debe intimidarte, ya que éste no busca la atención de otros ni ponerte en vergüenza, sino buscar sus necesidades o capricho que venga de ti.

Las rabietas son simplemente llamadas de atención que el niño pide, a su manera, para poder satisfaccer sus necesidades, ya sean básicas como caprichos.

Sus llamadas de atención la realizan en forma de lloro, tose, vomita, se tapa los oídos o se araña,pataleta, gritos, tirarse al suelo, patalear, tirar cosas o, incluso, insultarte si ya es algo mayor o pegarte.

De ninguna manera debemos hacer caso omiso a esta actitud. En primer lugar, debemos tranquilizarlo y mediante palabras de aliento, pedirle que cuando esté tranquilo y no llore mamá le escuchará. El tiempo de espera en que la rabieta cese menguará a medida que el niño vaya aprendiendo.

Las rabietas

Tenemos que satisfacer lo que pide, pero esto no significa que debemos hacer todo lo que el niño quiera o se le antoje. Primero tendremos que enterarnos de lo que le pasa, sin que llore y cuando esté tranquilo y, luego dialogar con él pacíficamente, haciéndole saber que nos pasa a nosotros si el hace esas rabietas y llegar a un acuerdo para satisfacer los deseos de ambos para llevarse bien.

En definitiva, poniendo unas reglas y unas consecuencias si no las cumple, el niño irá entendiendo y dándose cuenta de que ya es escuchado y entendido por papá y mamá. De esta manera, sabrá lo que hace bien y lo que hace mal y que premios o consecuencias tiene su comportamiento. Por tanto, las rabietas desaparecerá.

Las rabietas

Más información – Actitud de los padres frente a los caprichos de los hijos

Fuente – Todo sobre el bebé


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *