Las sillas de viaje

Las sillas de viaje son un complemento imprescindible para la seguridad del niño, en su transporte sobre medios terrestres de comunicación. No obstante, la elección de las mismas deberá solventarse en una serie de requisitos que resultan fundamentales para asegurar que las expectativas de compra sean resueltas.

Las sillas de viaje deberán asegurar al pequeño, además de la seguridad lógica que se persigue con su adquisición, confortabilidad y comodidad a lo largo del recorrido. Por ello, para aquellas familias que acostumbren o planeen un viaje largo o considerable, lo aconsejable es que piensen en sillas bien mullidas, con tapizados felxibles y libres de nylon.

Además, las mismas deben poseer un tamaño adecuado a los asientos traseros y el espacio disponible entre uno y otro compartimento del rodado. Siempre se debe considerar que las butacas, se colocan en sentido opuesto al asiento, es decir, contra el apoya cabezas. En base a esta posición se calcularán los espacios mencionados.

Otro detalle, es el color que posea la silla. Los colores llamativos pueden generara deseos de quedarse en ella por parte de los niños, pero pueden generara falta de deseos de dormir, en aquellos trayectos de extensión considerable.

Otra característica a tener presente, es la posibilidad de transportar al niño dentro de la silla, aun fuera del vehículo. Muchas de estas sillas, poseen manijas que hacen de la butaca una cesta, fácil de llevar de un lado hacia otro, sin extraerlos de su contención.

Todos estos detalles, son fundamentales al momento de seleccionar la silla ideal.


Categorías

Seguridad, Varios

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *