Qué es la lateralidad cruzada en los niños

Musicoterapia en niños con discapacidad

Hoy hablamos de la lateralidad cruzada en los niños y las dificultades que esto puede tener. Para empezar definiremos qué es la lateralidad. Esta es la especialización de los hemisferios y hace referencia al predominio funcional de un lado del cuerpo sobre el otro.

Para saber qué lado es el predominante en cada persona, nos fijaremos en su mano, pie, ojo y oído. Los diestros usan su lado derecho en el uso de todas estas partes del cuerpo, mientras que los zurdos usan su lado izquierdo. Hay personas que no tienen predominancia de un lado un otro del hemisferio, es lo que se llama lateralidad mixta. Y otras tienen lateralidad cruzada.

¿Qué es la lateralidad cruzada?

Con estas ideas claras estableceremos que la lateralidad cruzada es cuando algunas funciones se realizan con un lado, y otras con otro. Por ejemplo, predominio del pie izquierdo y ojo derecho.

Hoy en día la asociación lateralidad-lateralización hemisférica es controvertida. Si bien la sensibilidad corporal y la motricidad de los dos lados del cuerpo están directamente relacionadas con el hemisferio contralateral. Esto es el hemisferio izquierdo controla la parte derecha del cuerpo y el derecho la parte izquierda. No sucede lo mismo con la vista y el oído, cada receptor manda información simultánea a los dos hemisferios. Es decir el ojo derecho al hemisferio derecho e izquierdo y el ojo izquierdo también al derecho e izquierdo de manera simultánea. Lo mismo con los oídos. Y a esto hay que sumar el cuerpo calloso del cerebro que sirve de vía de conexión interhemisférica y facilita la comunicación entre ambos.

Lo que está claro es que una lateralidad bien establecida facilita el aprendizaje, y que ésta se establece a partir de los 5 o 6 años de forma dominante, pero no determinante.

Dificultades más comunes asociadas a la lateralidad cruzada

La lateralidad cruzada más estudiada es la de mano ojo, que es la que provoca más dificultades de aprendizaje en la lectura, escritura o cálculo. En general los niños con lateralidad cruzada tienen una mejor comprensión a nivel oral que por escrito, por eso su lectura es más lenta. También es común que les bailen y hagan giros con las letras y números, o confundan letras espejos, como la b y la d.

Como algo positivo es que son niños y niñas que prefieren el cálculo mental al escrito., y que tienen mayor facilidad para explicar las cosas verbalmente, dando muchos detalles y haciendo enlaces perfectamente, que para realizar trabajos escritos con la misma destreza.

A veces no se sitúan en el espacio, con dificultad para diferenciar la derecha y la izquierda. Suelen realizar las tareas manuales con mayor lentitud.

Además pueden distraerse con mayor facilidad, les cuesta mantener la atención y la concentración. Estas dificultades en el aprendizaje pueden llevarles a problemas de autoestima y desmotivación, que causan fracaso escolar.

¿Cómo detectar si tu hijo tiene este tipo de lateralidad?

dislexia niña

La lateralidad suele evaluarse a partir de los 5 o 6 años, coincidiendo con los primeros aprendizajes de lecturo-escritura. Aún así hay que tener presente que la lateralidad está en construcción y son habituales los datos contradictorios.

Con ciertas pruebas se descifra la lateralidad natural del niño para corregir a tiempo si se detectan cruzamientos. Da igual ser diestro o zurdo, lo importante es que las diferentes dominancias estén organizadas en el mismo lado, especialmente en lo que se refiere a la mano, ojo y pie. Una de las pruebas específicas que se hace es el Test de Dominancia Lateral de Harris.

Un paso previo para cualquier intervención requiere de una correcta evaluación psicomotriz. Hay que estudiar la historia evolutiva del niño, si ha gateado o no, existencia de posibles trastornos orgánicos o secuelas de accidentes y también de los resultados del examen oftalmológico.

Este tema de la lateralidad cruzada sigue causando cierto conflicto en la comunidad científica. Hay especialistas que apoyan una intervención a edades m,uy tempranas, mientras que otros prefieren posponerla. Sea como fuere, son los especialistas quienes van a aconsejarte y proponerte los mejores ejercicios para tu hijo o hija.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.