Laxantes naturales para el estreñimiento de los niños

El estreñimiento en los niños es un problema bastante frecuente. A veces, lo que resulta normal para uno, no lo es para otro, puede que hermanos con la misma alimentación, no vayan igual de a menudo al baño. Cada cual tiene sus patrones de defecación. Una buena alimentación rica en fibras, y una serie de pautas saludables, como estar hidratados o hacer ejercicio, ayudarán al tránsito intestinal de tus hijos.

No obstante, puede ocurrir, sobre todo con las comidas copiosas o alimentos infrecuentes, que los niños, padezcan algún episodio de estreñimiento, lo que incluye una serie de molestias. Para ayudarte en estos momentos, en los que los niños tienen estreñimiento te daremos una serie de recomendaciones y laxantes naturales que favorecen la evacuación.

Hábitos saludables para evitar el estreñimiento

Antes de darte algunas recetas de zumos, o alimentos que aumentan el tránsito intestinal y son auténticos laxantes naturales, te recordamos 3 hábitos para que estos episodios de estreñimientos se conviertan en algo habitual.

  • Fibra e hidratación. El consumo de alimentos ricos en fibra, y el agua, ¡muy importante! ayudan a que las cacas se vuelvan más blandas, lo que facilita mucho su evacuación. Si el niño tiene menos de tres años debemos tener cuidado con la fibra, porque su intestino va a un ritmo más lento que el de los mayores y un exceso de fibra puede ocasionar una masa fecal demasiado grande.
  • Actividad física. Hay que moverse y evitar el sedentarismo. Para los bebés podemos hacerles ejercicios de piernas o masajéales el estómago.
  • Establecer rutinas. Las rutinas son muy importantes para los niños, e ir al baño debe ser una de ellas. Acostúmbralo a sentarse en el orinal o WC un rato todos los días. Y enséñale a que haga caso a sus necesidades, si tiene ganas de hacer caca que no se aguante.

Laxantes naturales a base de frutas

Zumo de frutas para la merienda

Los zumos de frutas son una de las mejores alternativas como laxantes naturales. Una recomendación es incluirles ciertas semillas, como chía, cáñamo o sésamo. Y también incluye la fruta con cáscara, bien lavada, porque aquí está la mayor parte de fibra y, por tanto, potencia el efecto laxante.

  • Zumo de naranja y kiwi. Este potente zumo aporta muchísima fibra, vitamina C e hidrata. Su preparación es muy sencilla, necesitas una naranja más que kiwi. Es decir 4 naranjas por 3 kiwis. Exprime las naranjas, sin pepitas, añade los trozos de kiwi, y pásalo todo por la batidora.
  • Este mismo licuado lo puedes hacer con kiwi y manzana verde. No le añadas azúcar, ya que la fruta la tiene por sí misma.
  • El zumo de ciruelas es otro de los laxantes naturales clásicos y efectivos. Este remedio no es inmediato, tampoco el anterior. El zumo de ciruela tarda unas 4 o 5 horas en hacer efecto. Este remedio se recomienda a partir de los 6 meses. 

Otros laxantes naturales

Los dátiles con miel son muy recomendable como remedio para el estreñimiento para niños mayores de 1 año. Agrega 2 o 3 dátiles, sin semilla, a un vaso de leche y ponlo a hervir durante unos minutos a fuego lento. Cuando esté tibia dáselo al niño antes de acostarse a dormir.

Esta misma receta la puedes hacer con uvas pasas, pero cambia el momento de usarla. Tendrás que dejar las uvas pasas empapadas en leche toda la noche. Luego las hievres con la leche, y cuando se hayan enfriado se la das al niño por la mañana, con el estómago vacío. Las uvas pasas, además de ser un laxante natural, son una importante fuente de minerales como calcio, hierro, potasio y magnesio.

El tomate no puede faltar en los laxantes naturales. Tendrás que hervirlo en agua, con piel y bien lavado. Cuando esté completamente cocido, extrae el jugo, separa la piel y filtra las semillas. Con 3 o 4 cucharadas de este concentrado al niño una vez al día, durante varios días debería bastar para mejorar su estreñimiento.

Todas estas recomendaciones se basan en alimentos que actúan como laxantes naturales, pero si el estreñimiento del niño es crónico te recomendamos que consultes con el pediatra. Así descartarás posibles complicaciones.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.