A mi hijo le pegan en el colegio

Qué hacer si mi hijo es víctima de acoso
A mi hijo le pegan en el colegio y no sé que hacer. Esta duda puede ser común en muchas madres. Y es que, a veces hasta los propios niños y niñas, piden que no se diga nada, porque sienten que las cosas empeorarán. Hay niños que no cuentan que les están pegando, o piden que no se avise a los profesores, ni se ponga en conocimiento del centro, y mucho menos hablar con los padres del niño o niña agresor. ¿cómo actuar entonces?

Las discusiones infantiles son frecuentes, forman parte del deseo de ratificar su individualidad o provienen de sus miedos o de su incapacidad para expresar asertivamente sus emociones. Pero debemos enseñarles a gestionarlas, darles herramientas para ello y nunca pasar a la violencia, y menos física.

Cómo afecta la actitud de los padres al niño

pegan en el colegio

La actitud que tomen los padres ante una situación de violencia hacia sus hijos es decisiva y determina el impacto psicológico que el hecho tendrá sobre el niño. Los padres han de intervenir de manera inmediata, no se puede permitir la exposición de tu hijo a la violencia. Cualquier acto cometido con intención de hacer daño a otro es violento, aunque se produzca entre niños.

Escucha a tu hijo antes de enfurecerte y proferir amenazas violentas contra el agresor o su familia. No pierdas la calma, trata de evitar el rol de juez. En este sentido no critiques el comportamiento de tu hijo o del otro niño. Jamás le digas que no ha sabido defenderse, así solo dañarás su autoestima y promoverás la violencia.

Más allá de lo que haya sucedido en la pelea, lo importante es saber cómo se siente tu hijo. Puede que él o ella te lo diga, pero también puede ser que le cueste expresar sus sentimientos. Esto sucede con los niños y niñas más tímidos e introvertidos. Le puedes ayudar preguntándole: ¿Cómo te sentiste en ese momento? y ¿Cómo te sientes ahora? Contar lo que ha pasado tiene un efecto liberador.

Cómo actuar si a mi hijo le pegan en el colegio

le pegan en el colegio

Es importante que desde el momento en el que tienes conciencia de que a tu hijo le pegan en el colegio tomes acciones. Puede ser que el niño o niña te haya ocultado esta información, y sea el profesor quien lo hable contigo. O puede que el niño te pida que no hagas nada porque teme las represalias. Siempre debes actuar, no puedes dejarlo pasar.

En primer lugar si el niño te cuenta que le pegan en el colegio tienes que creerle siempre. No puedes mostrar ningún tipo de duda. Esto favorecerá la confianza del niño en ti para que continúe pidiéndote ayuda en el futuro. El niño o niña debes saber inequívocamente que estás a su lado y le ayudarás a resolver la situación.

Es muy importante que tomes en serio cualquier agresión entre compañeros, ya sea física, verbal o actitudinal. Infórmate bien sobre l protocolo que hay en el colegio para abordar la violencia escolar. Si sientes que tú misma no tienes las herramientas para ayudar a tu hijo, no dudes en consultar con un psicólogo o con el equipo docente.

Herramientas para que tu hijo aprenda a gestionar la situación

le pegan en el colegio

La herramienta fundamental que tiene tu hijo si le pegan en el colegio es pedir ayuda. Tiene que contarlo a los adultos, y no silenciar las agresiones. Es importante también que el niño o la niña sepa que puede elegir a sus compañeros de juego, puede decidir alejarse de los niños que no respetan a los demás.

Una idea a transmitir es que huir no es de cobardes. Lo primero es eliminar la exposición a la violencia. En el caso de que le peguen en el colegio, el niño o la niña puede utilizar respuestas verbales asertivas, por ejemplo: no me pegues; no quiero que me pegues y no lo voy a permitir. Es una manera inmediata de responder a la agresión.

Por parte de los padres deben analizar la situación de una forma más amplia con el niño. Detectar qué recursos tiene tu hijo para afrontar la situación: si ha llegado nuevo al colegio, si tiene otros amigos, si el centro tiene apoyo en estos casos, antecedentes del agresor o agresora… Si además de pegarle, el agresor o agresora le insulta y se burla de él, se trata claramente ante una situación de acoso.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.