Leche materna y sus beneficios

“Un bebe gordo es un bebe sano”,  solían decir mis abuelas, y supongo que las vuestras también. ¿Es cierta esta afirmación? Personalmente creo que ‘un bebe gordo’, es solo un ‘bebe gordo’, la gordura no es sinónimo ni reflejo de salud.

Lo que si es cierto, es que la alimentación de nuestro niño o niña en los primeros meses o años de su vida, es vital y fundamental para su desarrollo.

El mejor alimento durante los primeros seis meses es el pecho materno. Si lo podemos hacer de manera exclusiva, mejor aún. La leche de la madre es lo más beneficioso y saludable para el bebé, y además previene infecciones típicas en los recién nacidos. No lo digo yo, ni mis abuelas, estudios realizados recientemente indican que los niños alimentados a base de leche materna, y exclusivamente con ella los primeros seis meses, sufren mucho menos de otitis, diarreas o catarros.

Si usted decide tomar esta saludable decisión, no debe olvidar controlar el peso de su niño, porque en algunos casos, se ha demostrado que necesitan de algo más que solo el pecho, cada caso es diferente, y no todos los niños tienen las mismas necesidades.

Llegados a los seis meses podemos introducir la papilla como alimento complementario, pero ya no solo por los aportes que nos de esta comida, sino también por la función de aprendizaje que supone suministrar de manera lúdica estos semisólidos a nuestro bebe. Purés de verduras o de frutas son lo aconsejable. No debe de excederse en esta ingesta, ya que dependiendo la fruta o verdura que elija, su bebe empezará a asimilar de a poco: vitaminas, proteínas, minerales y fibras de estos alimentos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *