Limpiar la nariz al bebé

limpieza de la narizUna de las acciones que más les cuesta a los padres principiantes es el tema de la limpieza e higiene del bebé. Muchos tienen miedo de hacerles daño o de no saber exactamente como realizarlo. La nariz y los oídos son dos de las partes del cuerpo que hay que limpiar a menudo. La nariz de un bebé al ser tan pequeña hay veces que parece que está cerrada y es por ello que suele llevar tiempo limpiarla bien y sin miedo alguno. Para que sepáis como limpiarla bien y sin hacerle ningún daño os vamos a dar algunos consejos. Cuando tienen la nariz obstruida y les cuesta respirar es cuando tenemos que dar paso a la higiene de la misma ya que por ellos solos no será posible. Hay muchas maneras de limpiar el conducto nasal de un bebé y uno de ellos es realizar un baño de vapor que dure unos cinco o diez minutos, esto hará que con un simple estornudo o con tragando salga más fácilmente.   Otra manera y muy utilizada  es usando suero fisiológico ya que su constitución es muy parecida a los fluidos del organismo. Ayuda a deshacer los mocos y arrastrarlos para que el bebé los saque fuera o bien para sacárselo nosotros.  Este suero se suele comprar en ampollas muy cómodo e higiénico y también en aerosol. Limpieza de la nariz Lo ideal es administrarle el suero con la cabeza girada hacia un lado y ponerle el suero en el orificio que queda en la parte de arriba, haciendo lo mismo con el otro y mirando hacia el otro lado, se hace esto para evitar que la mucosidad vaya hacia los oídos. Es una acción que molesta así se realizará solo cuando sea necesario y sin abusar de ello.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *