Limpiar los oídos del bebé

 

Bebé durmiendo

Como muchas de las cosas que hay que hacer con los recién nacidos, el limpiarle los oídos es una de las cosas que las madres primerizas no están muy seguras de como hacer, cada cuanto y con que elementos se ha de realizar esta limpieza. Por eso es importante saber como limpiarle los oídos a un bebé.

Es complicado que un recién nacido pueda tener los oídos sucios, por lo que no es necesario realizar una limpieza rutinaria sino que vale con realizar una limpieza superficial y no sacar la cera del oído del bebé. 

La cera que producen los oídos se encargan de proteger el órgano de elementos extraños como el polvo por eso no debemos de limpiar mucho la zona y menos introducir objetos alargados como los bastoncillos en el oído.  Introducirlo causaría el efecto contrario que queremos que seria introducir más aun la cera y causando así un tapón.

Cuando vayamos a limpiarlo lo mejor es usar una toallita, un paño húmedo o un bastoncillo para el exterior para que en el caso de que haga algún gesto inesperado con la cabeza no le hagamos daño. Si durante la limpieza del oído vemos que el bebé tiene algo de cera en la entrada del oído podemos intentar quitarlo con un paño humedecido sin introducirlo y siempre con movimientos hacia afuera para evitar formarle un tapón de cera.

El color de la cera del bebé es importante para saber si existe algún problema. La cera tiene que ser de una consistencia fina y su color amarillo claro/anaranjado y no muy oscuro. Si varía de color y se vuelve más espesa hay que acudir al pediatra para que la valore y descarte algún problema.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *